Nuevas estrellas en el cielo

No se si eres nueva en esto de mirar cosas de CANCER en las redes sociales, si es así, quiero contarte que cuando una de nosotras se va, se muere, se la lleva el puto cáncer de los cojones, solemos decir que “hay una estrella nueva en el cielo”.

Parece ser cierto un dicho, Dios llama primero a los mejores, a las mejores personas, en general. Es triste asumirlo.

No sabemos porqué hay tantos casos de cáncer en las sociedades modernas, no se sabe nada.

¿Por qué unos enferman y otros no? No se sabe.

Entre nosotras nos comprendemos

Durante esta etapa de mi vida, he conocido nuevas mujeres, porque hemos hecho varios grupos. Es importante sentirse comprendida, entendida.

Cuando hablamos con personas sanas, aquí me refiero a aquellas que no han sentido el cáncer en sus carnes, nos damos cuenta de que no tienen ni idea, no saben, opinan a ciegas y escuchamos auténticas gilipolleces, si, estupideces a la décima potencia.

No merece la pena enfadarse, lo sabemos, porque nosotras también nos hemos portado igual anteriormente, cuando no teníamos esta enfermedad, o bicho, dentro de nosotras. La verdad es que también hemos estado al otro lado lado de esta línea imaginaria.

Hemos dicho a otra mujer con cáncer de mama

  1. Yo estoy peor que tu.
  2. ¡Estás mucho más guapa que antes!
  3. Bueno, ya nadie se muere de cáncer de mama.
  4. ¡Eso está ya muy avanzado por la medicina, hay muchos tratamientos!
  5. ¡Lo llevas muy bien!
  6. A mi también se me cae el pelo muchísimo.
  7. Yo también estoy muy cansada
  8. La amiga de mi amiga lo ha superado hace unos años, y está fantástica.
  9. ¿Qué te han quitado el pecho?
  10. Yo también tengo dolores de cabeza
  11. Eso es de la edad, a mi también me duelen los huesos y articulaciones
  12. ¿Que estás cansada? Es que sales mucho, quédate en casa a descansar.
  13. ¿Que estás cansada? Es que debes salir a andar y hacer ejercicio, andar mucho, que te de el aire.
  14. A mi cuñada se lo han reconstruido y le ha quedado un pecho precioso, ya lo quisiera yo.
  15. -Pues mi amiga está divina, sale muchísimo, corre, hace muchos viajes… los tratamientos ya no son tan duros.

-ETC, ETC

Sonríes, no vas a cambiar el mundo, puesto que habla desde la ignorancia, esa misma en la que tú misma estabas antes del diagnóstico del cáncer, y mentalmente te dices:

-Tu cagas todas las mañanas y nadie te ve, ¿verdad? Pues no te enteras de nada, hay cosas que sólo se ven y viven en la intimidad. ¡Pues eso!

Hemos cambiado

Ahora somos diferentes, ni mejores, ni peores, simplemente diferentes. Hemos cambiado. Ya no intentamos gustar a los demás, vamos a nuestro aire, pero también hemos perdido bastante fuerza y energía interior.

Esta semana me han dicho que he cambiado y he perdido fuerza en mi blog y redes sociales, que estoy más pesimista y no tengo tanta fuerza.

¡Claro que sí! Empecé este blog, y mi canal de Youtube enfadadísima contra la empresa donde me hacían mobbing, me despidieron, me ningunearon, me putearon…

 

Altibajos emocionales durante el tratamiento del cáncer.

Para los que estáis en otra onda y veis lejano el cáncer, esto os resultará extraño.

Si tenéis algún ser querido con cáncer, os puede interesar.

Me dicen que les animo y siga contando a mi manera, que aunque sean videos no profesionales, les gusta tener una visión diferente.

Como hablo con todo el mundo, cuando estoy con ganas, me doy cuenta de la cantidad de gente estupenda que hay por el mundo.

  1. Cuando te detectan cancer el mazazo es gordo. Te asustas mucho.
  2. Miras a tu familia y piensas que dentro de poco ya no estarás, que se olvidarán de tí, que quizás tus hijos te necesiten y tu no puedes estar (para hacer de taxista, para cargar con las culpas de sus errores, para estar de felpudo, para quererles incondicionalmente como lo hace una madre, y …).
  3. Luego lo asumes y te dices, ¡al toro! Deja de pensar gilitonterías y a lo que diga el médico. ¡Chitón! ¡A la m los pensamientos negativos!
  4. Durante el preoperatorio te sientes una peonza dando vueltas, no te enteras de nada y tienes miedo de preguntar. (Aunque hay otras personas que lo preguntan y saben todo).
  5. Te operan y yo sigo sin enterarme de nada. ¿Qué médicos me operaron? ¿Existe vida después de la muerte? ¡No me enteré de nada!
  6. Te repones y ¡zas! Le toca el turno a la quimioterapia. ¿Qué es esto? YO no sabía nada, y lo he contado en algún video.
  7. El pelo se cae, la piel se queda transparente, tienes efectos secundarios notables.
  8. Algunas veces cuando te arreglas, te ves guapa. Pero esto sucede sólo durante los cuatro primeros ciclos, porque luego…la cara se hincha.
  9. Estas fea, feísima.
  10. No tienes cara normal, ¡no tienes cejas, ni pestañas!
  11. A medida que pasa el tiempo y se van acumulando los ciclos…tu cara cambia, no te reconoces en el espejo. Ves tu “cara quimio”. Se nota que estás diferente.
  12. Te esfuerzas en que te vean bien, que tus hijos no sufran y das el 1000%.
  13. Hay días buenos, buenísimos. La mayoría son así.




  14. Las venas duelen. Lloras cuando te sacan sangre, o sólo de pensarlo.
  15. Se termina los ciclos que te ponen, los goteros, y sigue la RADIOterapia.
  16. Estas más cansada.
  17. Muy cansada.
  18. Te empiezan a dar calambres, sin avisar. Te asustas.


Y el mundo se empieza a caer, a mover, porque te has esforzado tanto, tantísimo, que estás agarrotada.
¿Donde estoy?

Estoy aquí, estoy bien.
Una imagen dice más que mil palabras.

Las emociones son contagiosas. Quiero que a mi alrededor estén bien, por ello me tengo que esforzar, aunque sólo algunas veces, ¿y sabes porqué? ¡Porque a mi alrededor hay gente maravillosa! Y no sólo las que saco en las fotos, sino muchas más.

 

 

 

 

 

Pero quiero recalcar una cosa, lo más importante, apoyo de la familia, tu pareja y de los amigos.



Se buena persona, se honesta, ¡merece la pena! Aunque luego alguien te diga que eres retrasada mental por creer que debes hacer lo correcto. Pero éste ya ¡es otro tema!

Como te cambia el peinado.. Tengo cáncer

Estoy haciédome fotos para documentar mi caso de cáncer.
Y soy un poco exagerada,¡ tengo tres pelucas!.

Intento reirme de mi misma, por esto hago muecas a la cámara.

Cristina Jones

Tengo dos opciones:

  • Amargarme, no aceptarlo.

Verme feísima, sin cabello, sin cejas, sin pestañas, alicaída por el tratamiento tan agresivo, tan cansada…
Si salir de casa, apenas, recreándome en mi desgracia…
Poniéndome un pañuelo, para no verme, o ir con mi cabeza pelada al aire por la calle, pregonándo a los cuatro vientos que estoy enferma de cáncer…

  • Intentar llevarlo de la mejor manera posible.

Intentar verme maja, lo más guapa posible.

Las dos alternativas son aceptables. Una veces puedes elegir, otras veces no.
Unas veces podemos ordenar a nuestros pensamientos y mente consciente, es cierto. Pero he de reconocer, que otras…no puedes contigo.

En este caso, yo creo que lo llevo bien, pero no tiene ningún mérito, es algo incomprensible, ni yo misma lo entiendo.

Síndrome de pelo de mierda

He querido compartirlo con otras mujeres como yo, que tienen cáncer, o con otras mujeres que sufren el
“síndrome de pelo de mierda”. Ja ja

He descubierto:

  1. que hay soluciones para casi todo,
  2. que no hay que quejarse y esperar que vengan las soluciones de fuera,
  3. que es más divertido, entretenido y apasionante ¡buscar tus soluciones a los problemas que te surgen”.

Igual que es frustrante lo contrario, que tú busques soluciones y te torpedeen, te acribillen y disparen. (Como me sucedió en el trabajo).

El tiempo da la razón.

Me doy cuenta de la importancia del pelo en las mujeres. Te cambia por completo.
Os lo voy a demostrar.

 

 

 

 

Me levanto, horrorosa.
Si cejas, sin pelo…alienígena total.

Cristina Jones

 

 

Algunos días me pongo de morena. Me hace sentir bien.
Otros días soy más yo. Melenita de buena chica.

 

 

Cristina Jones

 

 

 

Y así estoy más sueca, más veraniega.

Cristina Jones

 

 

 

 

 

 

Pero yo soy así.

Y cuando supere el cáncer…

 

 

 

Asi que… ¡chicas!, si tenéis problemas con el cabello, buscar solución.
Lo hacen los transexuales, que se ponen más guapas y más mujeres que nosotras, ¿por qué no aprender un poco de ellos?
Hay mujeres que se ponen globos en los pechos, les gusta llamar la atención, otras mujeres se operan el pecho con discreción y quedan fantásticas para ellas mismas. ¿Por qué no aprender de ellas?

 

 

Venga, no hay mujer fea, sino mujer vaga (o marido pobre, como dice mi madre).

 

Primera Quimioterapia, cáncer de mama.

La primera quimioterapia da miedo, no sabes nada de nada. Vas a ciegas y tienes miedo. Os lo quiero contar, para que lo sepas y no te pase como a mí. No te asustes, ¡somos mas fuertes de lo que creemos!.

Tengo Cancer de Mama.

Ya me han operado dos veces, y ahora me toca QUIMIOTERAPIA.
Suena a miedo, ¿no?

Cristina Jones
No tengo miedo a la quimioterapia
¡No te tengo miedo!

¿Qué es la QUIMIOTERAPIA?

Es el uso de fármacos para destruir las células cancerosas.
Estos medicamentos se administran por vía oral o intravenosa, es mi caso.
Estos fuertes medicamentos circulan por el flujo sanguíneo, afectan a las células sanas y a las cancerosas.
Las células sanas son ordenadas, estables y modositas, pero las células malas, las células cancerosas son desordenadas, malas, malísimas, crecen alteradas y se multiplican descontroladas y rápidamente, por lo que pueden afectar a los demás órganos, (metástasis).
Quimioterapia
Goteros con la quimio

El daño a las células sanas es inevitable, y esta es la causa de los efectos secundarios.

El ONCOLOGO recomienda:
  • ·      El fármaco o combiación de medicamentos
  • ·      Las dosis
  • ·      Y el programa de tratamiento específicamente a cada paciente.

Tengo un video en youtube donde cuento mi experiencia. Lo que yo viví.

El cual depende:
  • ·      De su estado de salud
  • ·      Edad
  • ·      Tolerancia a efectos secundarios
  • ·      Otras afecciones médicas
  • ·      Otros tratamientos anteriores
  • ·      Y el tipo de cáncer que sea (antes te han analizado las dichosas células).

Y  también dependerá de las circunstancias personales y del tipo de persona que sea el paciente, si eres una persona fuerte, positiva, negativa…, creo que el estado emocional del paciente influirá en la medicación, te lo dan más concentrado en pocas sesiones, ó más light en más sesiones.

Mi Primer dia de quimioterapia.

Lo 1º es un análisis de sangre y orina el día anterior.
Antes de cada quimio.
Antes de cada quimioterapia, te hacen análisis de sangre
No me acostumbro.
Me sacan sangre, no miro, me pongo nerviosa y me pongo a cantar en mi mente una canción infantil:
-susanita tiene un raton, un ratón chiquitín, que come chocolate y turrón, y bolitas de aníssss.
Menos mal que no me escuchan, canto fatal, y no es serio, seamos francos, ya tengo una edad, soy mami y soy una señora que va ¡para los 50.! (Si Dios quiere).
susanita tiene un raton un raton chiquitin… que come chocolate y turrón
 y bolitas de anís
 duerme cerca del radiador 
con la almohada a los pies y 
sueña que es un gran campeón
 jugando al ajedrez…. 

 

De este modo, me siento derecha, pongo el brazo, giro la cabeza para no mirar, y antes de sentir el pinchazo, ¡ya estoy entretenida cantando!
Cuando entras en la sala de quimioterapia, vas asustada, creo que no es miedo, es que no sabes lo que te van a hacer exactamente, has oído, has escuchado, pero igual que pasa con los embarazos, cada uno es diferente, ¿no?
Te sientas en una de las butacas al lado de unas máquinas con goteros colgando, te insertan una aguja en la vena, te ponen válvulas y tubitos y te dejas hacer.
Tubos de quimioterapia
Quimioterapia
Las enfermeras de oncología controlan su trabajo. Son encantadoras, eficientes y no paran. Porque según van acabando los goteros de los pacientes, van cambiandoloss y enchufándolos de nuevo. ¡No paran! Las dichosas máquinas van a toda vela, todo trapo, y cuando termina un gotero, ya está sonando un pitido, que hace que una enfermera acuda a cambiarlo.

Pero lo mejor de todo, es que ves cariño, ves ganas de ayudar…y si miras a tu alrededor, ves que tú no eres la única persona atemorizada, todos vamos serios, pero todos con coraje, ¡palante!

La primera quimioterapia… tu puedes con ella, y lo que te echen.

Me informaron por la mañana de los efectos secundarios. ¡La ostia!

  1. Tengo que beber mucha agua para limpiarme por dentro.
  2. Tengo que tirar de la cadena dos veces cuando vaya al baño.
  3. Los sabores posiblemente cambien, me sabrá metálico.
  4. Tendré diarrea o estreñimiento, a ambas cosas. ¡Jo!
  5. Las mucosas y la boca puede alterarse, pueden salirme llagas, y puedo necesitar lágrimas artificiales.
  6. Si orino naranja, no debo asustarme, es por lo que me han metido por vena.
  7. Estaré cansada.
  8. Posiblemente se me retire la menstruación durante el tratamiento, pero tengo que tener precauciones para no quedarme embarazada, saldría un monstruo.
  9. Tengo que tener cuidado con el sol, mi piel está más sensible.
  10. Si tengo vómitos, nauseas… tranquilidad. Pero me dan medicación para prevenir, en la medida de lo posible.
  11. A los 18 o 20 días se me caerá el cabello, es transitorio, no me debo asustar, en todo caso, tomar medidas oportunas, pañuelos, pelucas…
  12. Si tengo más de 38,50º de fiebre, a urgencias inmediatamente. En el Hospital hay un oncólogo de guardia las 24 horas.
  13. Tengo que comer, bien, de todo. Me ponen una inyección para abrir el apetito después de cada Quimioterapia.

¡Viva la Sanidad Pública de España!

Que los políticos no lo toquen.

Yo vivo en España, y el tratamiento es gratuito. En otros países hay que pagarlo.

Es muy triste estar enfermo, y que no poder costear dichos tratamientos.

¿La crisis?

No hacen ninguna reforma estructural, no se toman medidas para que no vuelva a suceder, los partidos políticos tradicionales están llenos de burócratas que no pueden ir en contra de la mano que les da de comer, los nuevos partidos se llenan de oportunistas que no creo que sean mejores que los tradicionales, porque dicen NO A LOS RECORTES, ¡qué bonito! ¿Y de donde sale el dinero? ¿Se pinta?

Hace falta un LIDER, alguien con las ideas claras:

  • para generar riqueza en este país
  • para castigar a los que meten la mano donde no deben
  • con una ética que transmita confianza a TODOS.
Cristina Jones
Cristina Jones

Me siento feliz y contenta, ¿por qué? No lo se.

Me estoy replanteando TODO. No me creo nada. 

De momento estoy con una lista de las cosas que tengo que hacer.

Continuará, y os contaré mis peripecias.

¡Hay que tomárselo positivamente!
Como dicen los actores: “¡Mucha mierda!” (¿por qué los actores se dicen esta palabra tan fea para darse buena suerte?)

Tengo que arreglame más.
¿Como se ponen las pestañas postizas?
¿Me pongo pelucas y estoy tan guapa como las travestis?
¿Me atiborro a cremas para cuidarme?
¿Tengo que comer más sano? ¿Y si soy mal cocinera?
¿Aprovecho el tiempo para estudiar inglés?
¿Me pongo a pintar?
¿Doy rienda suelta a mi imaginación con más vídeos caseros de una amateur?
¿Me dejo llevar por la intuición para hacer las cosas? (Pensamiento lateral).
….