¿Tengo cáncer de mama?

Creo que este video explica mejor lo sucedido…
Ayer hice un video que no me gustó, quise que fuera “naif”, “sincero”…pero no me gustaba…creo que este video es mejorable, por supuesto, pero estoy aprendiendo.

Tengo mucho que contar… de esto y de otras cosas (por ejemplo, laborales y sociales).

Tengo un bulto en el pecho ¿es cáncer?

Estoy de convalecencia…y voy a contaros lo que viví, desde el principio.

Ya me operaron…

Vivimos en un país estupendo, que vive una crisis horrible, pero…¡lo vamos a arreglar!

¿Será cierto que beber leche de vaca y lácteos es malo? ¿Que son cancerígenos? Las mujeres chinas y orientales prácticamente no conocen el cáncer de mama, sin embargo cuando adoptan una alimentación “occidental” tienen estadísticas como nosotras.

La incidencia de cáncer de mama es 1 de cada 8 mujeres, ¿no asusta?

Alimentos malos:

  1. Leche de vaca y sus derivados. No son una buena fuente de calcio para los humanos.
  2. Sal no marina
  3. Azúcar refinado
  4. Harina refinada (la mayoría es puramente almidón, se le quita al trigo los 12 minerales que tiene cuando es procesada).
  5. Arroz refinado.

Este video es mejor, ¿no crees? Lo he rehecho y mis amigos me dicen que mejor…

Alerta mama en 48 horas.

-Hola, Pilar, tengo un bulto en el pecho, estoy preocupada.


Alerta y pronóstico de cáncer de mama
Clínica Montpellier, Zaragoza. Foto de Cristina Jones.



-Llama, hay una “Promoción alerta mama” y en menos de 48 horas te hacen mamograría, ecografía, análisis de sangre con marcadores tumorales… ¡y te quedas tan tranquila!

No hice caso, si son malas noticias, tengo mes y medio de felicidad ignorante.

Cristina Jones

Desde el 10 de febrero que fuí al médico de cabecera (general) hasta el 25 de marzo que me harán mamograrías, ecografías y no se qué más, tengo tiempo para hacerme a la idea.

El bulto me dolía, me duele…
¿El cáncer duele?

Alerta mama

Por internet me inquieté, la ignorancia es la felicidad.

Pero me armé de valor, y llamé por teléfono el jueves. Al día siguiente tenía cita a las 9:30h. Se lo comuniqué por email a mi jefa.

-“Mañana llegaré tarde por cita médica, hoy me quedaré una hora más”

Al día siguiente, 20 de febrero,  a las 9:30 estaba en la Clínica Montpellier.
Mi amiga Pilar en la puerta, esperándome, ¡tengo mucha suerte! Era su día libre y no quiso dejarme sola.

http://www.actasanitaria.com/la-clinica-montpellier-pone-en-marcha-el-programa-alerta-mama/

La sala de espera no me gustó, le faltaba luz y era triste. El día nublado, pero es que si hubiera ido sola, no hubiera podido leer, llevaba en mi bolso mi libro electrónico e iba preparada para mitigar el aburrimiento de una sala de espera. ¡Hay que aprovechar el tiempo! ¡Y por suerte, leer me encanta! Si me gusta el libro, me meto tanto en la historia, que temo que si me llaman, no oigo.

Vino una enfermera, Amparo, y ya me llevaron a hacer mamografías. Iba con ropa cómoda de quitar y poner, y aunque temía que doliera, ¡no me dolió en absoluto!

Me sacaron sangre.

Y me hicieron ecografía. En el monitor, pude ver el bulto sospechoso. Anteriormente las ecografías que me hicieron estaban en otro contexto, ¡iba a ser madre! Y los bultos latían.

El doctor Azorín pidió que me repitieran mamografia. Otra vez, Amparo tuvo que hacer filigranas para pillar el bulto, y me hizo daño, aunque fué rápido y sólo 5 segundos.

Tuvimos que esperar, a los resultados… Hay un bonita cafetería en la Clínica Montpellier.

El doctor Azorín en su informe aconsejaba biopsia, vió signos de malignidad.

-¡Pues venga! ¿a que esperamos? ¡Haganmelo ya! ¿Cuanto vale?
-Podríamos hacerlo el lunes.
-¿Y porqué no ahora?
-¿No tiene que consultarlo o pensarlo?
-¡No!
-Lo miraremos, veremos si podemos hacer hueco en el día de hoy.

Esperamos un poco, nos dimos un paseo y volvimos. No me dejaron beber, ni tomar nada, porque para hacer la biopsia me pondrían un poco de anestesia local…y ..,
-¡Bah! No tomo nada.

Alerta  cáncer de mama

Fuí una “machota”, no lloré, me comporté como una mujer.

Me pusieron anestesia local, me sacaron las muestras que consideraron oportuno…
Mi truco cuando me pongo nerviosa en estos casos es rezar, rezo un Padrenuestro…Se nota que he ido a colegio de monjas. No miro si me sacan sangre, miro a otro lado.

Otro truco que utilizo es cantar, como no se cantar, no se me ocurre otra cosa que cantar canciones infantiles:

-“Susanita tiene un ratón, un ratón chiquitín, que come chocolate y turrón, y bolitas de anísssss”- Esto lo canto por dentro, mentalmente, porque aunque soy retrasada mental, me gusta disimular.

Veo borroso.

Noté que me chorreaba líquido, pero ¿sería sangre o alcohól de esterilizar? No lo sé, yo les notaba tranquilos, les veía profesionales y me sentía en buenas manos.

Me preguntaron por mi blog, me intentaban tranquilizar, y les conté que el mundo está muy mal.
-De mi blog lo más buscado es “como putear a un jefe”, y no lo entiendo, lo escribí porque alguien en una conversación trivial lo dijo… y me puse a escribirlo.

-Y ahora escucharás una especie de disparo, un ruido raro, no te asustes, no te muevas.
-¿Y ahora puedo conducir y volver a casa?
-¿Te quieres quedar aquí?
-No, como me habéis puesto anestesia….
-Tranquila es local.
-Ya, pero estoy tumbada y puede trasladarse a la cabeza a través del flujo sanguíneo, ¿no?
-Ja, ja… ¡qué cosas tienes! ¡No me hagas reír !  (…).

Y así pasó el viernes, el día que inicié el programa Alerta Mama.
En un día me hicieron todas las pruebas necesarias para saber si era algo… el bulto que me detecté en mi casa.

Sólo faltaba…¡el resultado de la biopsia! A lo que ellos llaman…pruebas patológicas.
Lo bueno es que los marcadores tumorales salieron muy bien.

Fueron seis horas mas o menos. Salí temblando, no lo voy a negar.
¡Mereció la pena!

cáncer de mama; Cristina Jones

El bulto hay que quitarlo, ¡y punto pelota!

*Continuará, porque voy a contar el proceso.

Nadie está a salvo, y no hay que esconder la cabeza.
La información es la base del éxito.
No soy partidaria de no mirar cuando hay problemas, sea del tipo que sean.

He descubierto bulto en el pecho.

Hace 15 días, me empezó a doler debajo del pecho y noté un bulto.

-¡Dios mío! ¡Me voy a morir! ¡Esto será el famoso cáncer de mama.!





Fuí a mi médica de cabecera asustada, me palpó y me dijo:

-Tranquila, no creo que sea malo, hay muchos bultos que son … bla, bla, bla…-No escuchaba, aunque sí interioricé la tranquilidad que me transmitió.

¡No la escuché, no se exactamente lo que me dijo!…¡pero me quedé mucho mejor!. Me hizo un volante para ir al Hospital a hacerme mamograrías, ecografías y no se qué más.

Tengo cita para las pruebas en la Seguridad Social española para seis semanas. Con la que está cayendo, la crisis, los recortes, no me parece mal. Creí que tardarían meses, según la percepción que me transmite la opinión pública.

Mi vida ha seguido normalmente.

 Miro a mi marido, a mis hijos…pero la cabeza me juega malas pasada.

¡No puedo evitar ser una peliculera!

“Si me muero, mi marido con lo majo que es, se volverá a casar. ¡Pues como la madrastra sea mala, le corto las pelotas!”



“¡Se casará con una mujer más joven”!.

“¡Y con ella hará los viajes que conmigo no ha hecho!” .

“y….”.

¡Vamos que miro a mi marido y ya me veo los cuernos!

Pero…¿seré idiota? Si él no sabe nada, él me quiere, él…


Él se casará, claro que si. ¿Y qué será de mis cosas? ¿Y como será la “pelandrusca”que ligará a mi marido?

Y me imagino como una fantasma, si, como una fantasma por mi casa, vigilando.


Si la madrastra de mis hijos es mala, o no les cuida bien, ¡hago impotente a mi marido!, ¡me cuelo en los circuitos de freno del motor y hago que ella se estampe cuando vaya a toda velocidad!, ¡o le tiro una maceta cuando va tranquilamente por la calle! ¡o hago que siempre le quede mal el pelo, el maquillaje se le corra y vaya hecha una zorra!

¿Las demás mujeres pensarán así?


Si es buena con mis hijos, yo seré feliz y me podré ir al otro mundo tranquilamente, cruzaré la luz blanca de la que se habla en las películas. ¿Existirá?

Pensé otras muchas cosas, pero ya son parte de la intimidad.

Intentaría que les tocara la lotería a mis seres queridos, e interferiría en sus vidas para favorecer su buena suerte.

¡Sería divertido y estimulante! Y hacer estas cosas, incluso soñarlas e imaginarlas, me hacían sentir bien, muy bien.

Una amiga que trabaja en la Clínica Montpellier de Zaragoza me dio un teléfono.






Alerta mama

-Llama, hay una “Promoción alerta mama” y en menos de 48 horas te hacen mamograría, ecografía, análisis de sangre con marcadores tumorales… ¡y te quedas tan tranquila!


Continuará …