El caos alimenticio que nos invade

Estoy receptiva a ciertos temas, sobre todo, después de que el cáncer vuelva a mi vida. Todo es un caos, la alimentación, los hábitos… ¿De verdad crees que hemos avanzado? Con los medios que existen a nuestra disposición estamos comiendo mierda. Si, como lo lees. Mucha cantidad, y poca calidad. Los cereales, frutas, carnes, peces y productos alimenticios están llenos de química, ¿y los transgénicos? Los detractores de los alimentos transgénicos dicen que no se conocen los efectos sobre la salud humana.

Otra vez tengo cáncer. ¿Qué he hecho mal? ¿Qué hacemos mal?

Dibujo infantil del cáncer
Dibujo infantil del cáncer
  • Tenemos que tomar todos los días un yogurt para prevenir la obesidad, para metabolizar adecuadamente el calcio y para mejorar nuestras defensas, entre otras cosas.

El calcio del yogurt se absorbe mejor. Tiene muchos nutrientes como magnesio, fosforo, zinc… Me han dado pastillas con calcio y vitamina D para la osteoporosis. Las voy a mandar a la mierda. Todos los días uno o dos yogures, y un ratito al sol, como los lagartos a primera o última hora del día, cuando el sol no quema.

  • No comprar refrescos, ni zumos envasados. ¿Sabes la cantidad de azúcar que tienen?
Comida sana, comercio de proximidad
Comida sana, comercio de proximidad
  • El pan blanco…¡tampoco! Esta mucho más rico el integral.
  • La carne roja…una o dos veces al mes. Mejor pescado y ave.
  • Eliminar el azúcar, tomamos demasiado. Los cereales tan bonitos que compramos para desayunar a nuestros hijos…¿son tan buenos? ¡Antes no existían! Son un invento de los magnates americanos de los cereales, que envueltos en cajas llamativas con eslóganes de “enriquecidos con múltiples vitaminas” nos lavan el cerebro a las madres y a los niños. Además, por si fuera poco, crean dependencia y cambian los gustos de los niños, que piden más y más azúcar.
  • Estoy alarmada con los productos químicos que usamos para limpiar y para asearnos. ¿Y las cremas y cosméticos?
  • Por wasap me ha llegado los beneficios inconmensurables del limón, ¡pues limonadas todos los días!

Algo, algo pasa, algo no hacemos bien. No se puede continuar así.

Una calle de la ciudad
Una calle de la ciudad

¿Vamos a aceptar que tantas mujeres tengan cáncer de mama? ¿Qué tantos hombres mueran por cánceres evitables?

¡Y una mierda!

Aquí tenemos que hacer algo. Y no por nosotros, sino por nuestros hijos, las personas que más queremos.

¿Qué pasa? ¿Somos tan borregos?

Esta es una pregunta retórica, puesto que la respuesta la conocemos, sí, somos unos borregos. Y yo también.

 

Os dejo el siguiente enlace.

http://elpaissemanal.elpais.com/documentos/nutricion-dieta-mediterranea/

Publicado por

Cristina Jones

Cuando me despidieron con 44 años por cumplir los principios de la empresa, se me cayó el mundo. Cuando me readmitieron en el trabajo y vi lo que ví, se me volvió a caer. El mobbing hizo que tener cáncer de mama no fuera gran problema para mí, leyera mucho y me reinventase. Estoy inmersa en un mar de emociones. En Internet no encuentro mujeres de mi edad, con problemas y sueños normales, por ello escribo este blog, para compartir con amigas momentos especiales. Soy mala cocinera, soy muy imperfecta y estoy harta de las supermujeres que veo en Internet, yo también quiero estar joven, guapa, ser perfecta... pero no quiero mirarme en una joven, ni aprender de ellas. ¿Qué saben de nuestros problemas? Yo quiero compartir lo que leo, lo que aprendo, lo que veo... como superación. Siempre hay que aprender. ¿Complejos? Los justos. La vergüenza...¡para los que roban! (ya me entiendes, los que tienen dinero en Suiza y ...). Por cierto, ya estoy con la menopausia desde el segundo gotero de la quimioterapia, y no noto sofocos. ...

Deja un comentario