La vida es corta

Estar mal y querer recuperarse.

Cuando estas mal no lo puedes evitar. Si te encuentras mal, estás mal.

¿Sabías que las estadísticas dicen que 1 de cada 3 personas serán diagnosticadas de cáncer en su vida?

Si nosotras lo hemos pasado, ¿significará que ya lo hemos superado y con nosotros no volverá a caer dicha lotería? Ja, ja.

Esto son conjeturas absurdas. No podemos darle a la cabeza con estas estúpidas elucubraciones, que pase lo que tenga que pasar, pero de momento…vamos a cuidarnos y hacer las cosas lo mejor posible. ¿No te parece lo más inteligente?

Mi ciudad
Vamos a levantarnos

Estoy tomándome en serio mi recuperación, porque me siento «empanada» y «confusa», me he hecho esta planificación:

  • Sonreir y ser buenas personas. Esto hace que nos rodeemos de personas estupendas, que llenarán nuestra vida de todo lo que no se puede comprar, que es lo mejor. ¿Sabías que se me estaba olvidando sonreir? Me estaba amargando yo misma, y estaba repercutiendo en mis hijos. Estaba de un humor de perros. Desde el segundo gotero me volví menopausica, ¿tendrá algo que ver? He preguntado al respecto, y no me queda claro, pero somos química.
  • Perdonarnos por nuestros errores. Muchas veces nos equivocamos, y hacemos daño a gente querida sin querer. Tarde o temprano, si ponemos de nuestra parte, se arreglará.
  • Hacer ejercicio. Me estaba autocastigando, no quería ponerme bien en mi interior, quería seguir estando con cáncer para escapar de una empresa tóxica. ¡Hay que ser gilipollas! Lo reconozco, me estaba comportando como tal. Mi rutina desde mi reincorporación tras mi cáncer, era pasar de estúpidos, de incompetentes que se cargan empresas, sentarme a darle a la tecla «print», meter unos folios en sobres y llevarlos a correos, y poca cosa más. (¿Sabes lo que es mobbing?). Y todo el día sentada, sin moverme. (…).
La vida es corta
Duerme con el pensamiento de la muerte
  • Las empresas cuando se vuelven tóxicas generan malestar en las personas y en los beneficios. A mi me tiene que dar igual. Tengo que ir a lo mío. Evitar el estres.
  • Cuidar la dieta. Evitar alimentos procesados, fritos… lo que todos sabemos.
  • Evitar el azúcar, si, lo has leido bien.
  • Tomar el sol, fuente natural de vitamina D, el oncólogo me dijo que estaba deficiente, y ¡lo estaba evitando por idiota!
  • Aprender y hacer cosas nuevas. Si crees que todo lo sabes, vas mal. Ilusionarse con algo, hacer las cosas que te gustan, las aficiones que tienes bajo el felpudo porque sientes que hay otras cosas más importantes. ¡Qué tontería! Todo lo que te hace sentir bien, siempre es bueno.
  • Averiguar lo que es la dieta alcalina, y aprenderla. El limón es uno de los alimentos más alcalinizante, si, aunque no lo creas, no tiene que ver el ph cuando es ingerido. El exceso de fruta no es bueno, tampoco.
  • Tomar baños de sal.
  • Limpiar el higado:  Hortalizas de hoja verde, ricas en clorofila. Manzanas. Alimentos integrales. Aceite de oliva. Te verde. Ajo y cebolla. Berenjena. Aguacate. Nueces. Cúrcuma (ayuda a arreglar problemas del higado). Alcachofa. Infusiones. Evitar el café torrefacto.
  • 5 minutos de estress intenso hace tanto daño al higado como una botella de whisky.

 

Publicado por

Cristina Jones

Cuando me despidieron con 44 años por cumplir los principios de la empresa, se me cayó el mundo. Cuando me readmitieron en el trabajo y vi lo que ví, se me volvió a caer. El mobbing hizo que tener cáncer de mama no fuera gran problema para mí, leyera mucho y me reinventase. Estoy inmersa en un mar de emociones. En Internet no encuentro mujeres de mi edad, con problemas y sueños normales, por ello escribo este blog, para compartir con amigas momentos especiales. Soy mala cocinera, soy muy imperfecta y estoy harta de las supermujeres que veo en Internet, yo también quiero estar joven, guapa, ser perfecta... pero no quiero mirarme en una joven, ni aprender de ellas. ¿Qué saben de nuestros problemas? Yo quiero compartir lo que leo, lo que aprendo, lo que veo... como superación. Siempre hay que aprender. ¿Complejos? Los justos. La vergüenza...¡para los que roban! (ya me entiendes, los que tienen dinero en Suiza y ...). Por cierto, ya estoy con la menopausia desde el segundo gotero de la quimioterapia, y no noto sofocos. ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *