¿Cómo es tu jefe?

Antes de empezar a leer, contéstame la siguiente pregunta:

¿Confías en tu jefe?

¿Alguna vez te ha mentido o has visto como ha engañado a otras personas?

Si no confías en tu jefe, tienes un jefe de mierda, reconócelo, asúmelo.

Es lo mismo que pasa en los países con sus políticos, si la gente normal de la calle, las empresas, los bancos y la sociedad no cree en sus políticos, la desconfianza genera crisis.IMG_6404

La CONFIANZA es la base de TODO, para que las cosas vayan bien.

Un jefe puede ser bueno o malo gestionando, pero un requisito fundamental es la CONFIANZA, sin ella las cosas quedan a medias, los trabajadores no pueden dar el 100% cuando tienen emociones que no les hace estar a gusto en el lugar de trabajo.

Los mejores jefes son las personas que generan confianza, demuestran empatía, tranquilidad, inspiran a su alrededor, ofrecen bienestar, energía y protección.

Los malos jefes son distantes, difíciles y arrogantes, provocan ANSIEDAD, miedo, temor, inseguridad, desconfianza, mal clima laboral, un alto índice de absentismo, un gran número de pleitos con trabajadores, …

Trabajadores enfadados con la empresa
Trabajadores enfadados con la empresa

La productividad se consigue con la sensación de seguridad en el trabajo, que hace que los normales obstáculos y problemas del trabajo sean percibidos como retos, no como amenazas.

Las emociones son contagiosas, la actuación de un “mal jefe o directivo” puede empeorar la dinámica de una empresa. Si eres jefe y te pillan varias mentiras…ya sabes.

Resumiendo, si quieres ser un buen jefe:

  1. Genera confianza
  2. Nunca mientas (todo se sabe), aunque a los de arriba engañes
  3. Inspira a tus colegas
  4. No te apropies del trabajo de los demás (ellos se enteran y lo comentan)
  5. Ofrece empatía
  6. Transmite energía y bienestar
  7. Asegúrate de que todos sepan lo que tienen que hacer, y da los medios necesarios.

 

Publicado por

Cristina Jones

Cuando me despidieron con 44 años por cumplir los principios de la empresa, se me cayó el mundo. Cuando me readmitieron en el trabajo y vi lo que ví, se me volvió a caer. El mobbing hizo que tener cáncer de mama no fuera gran problema para mí, leyera mucho y me reinventase. Estoy inmersa en un mar de emociones. En Internet no encuentro mujeres de mi edad, con problemas y sueños normales, por ello escribo este blog, para compartir con amigas momentos especiales. Soy mala cocinera, soy muy imperfecta y estoy harta de las supermujeres que veo en Internet, yo también quiero estar joven, guapa, ser perfecta... pero no quiero mirarme en una joven, ni aprender de ellas. ¿Qué saben de nuestros problemas? Yo quiero compartir lo que leo, lo que aprendo, lo que veo... como superación. Siempre hay que aprender. ¿Complejos? Los justos. La vergüenza...¡para los que roban! (ya me entiendes, los que tienen dinero en Suiza y ...). Por cierto, ya estoy con la menopausia desde el segundo gotero de la quimioterapia, y no noto sofocos. ...

Deja un comentario