Tener la mente abierta para la música.

Jolines…
(Iba a poner otra cosa).
A mi edad… lo normal es que no me de miedo subirme a las montañas rusas y demás atracciones para “descerebraos”.
Con la edad, si te mueres, ¿qué se pierde? ¡Un viejo menos! ¡Pues la naturaleza, que presuntamente es sabia, nos hace más precavidos!.

¡Mierda!

¡Que me da miedo todo, a estas alturas…!

Por otra parte, me encanta ponerme la música todo trapo, ahora caigo en la cuenta de que puede ser precisamente por que necesito más volumen para sentirla a tope. Pudiera ser. ¿No?

Disfruto en el coche con la música alta, me encanta conducir…Cierro las ventanillas, porque es patética la gente que va con el coche con la música a todo volumen….

Y os aconsejo que escuchéis música heavy. ¡Me encanta!

Por cierto, odio la música romántica. No la soporto. Tampoco me gusta la poesía, es muy complicada para mí.

Las noticias… La escucho, pero son muy repetitivas.

Publicado por

Cristina Jones

Cuando me despidieron con 44 años por cumplir los principios de la empresa, se me cayó el mundo. Cuando me readmitieron en el trabajo y vi lo que ví, se me volvió a caer. El mobbing hizo que tener cáncer de mama no fuera gran problema para mí, leyera mucho y me reinventase. Estoy inmersa en un mar de emociones. En Internet no encuentro mujeres de mi edad, con problemas y sueños normales, por ello escribo este blog, para compartir con amigas momentos especiales. Soy mala cocinera, soy muy imperfecta y estoy harta de las supermujeres que veo en Internet, yo también quiero estar joven, guapa, ser perfecta... pero no quiero mirarme en una joven, ni aprender de ellas. ¿Qué saben de nuestros problemas? Yo quiero compartir lo que leo, lo que aprendo, lo que veo... como superación. Siempre hay que aprender. ¿Complejos? Los justos. La vergüenza...¡para los que roban! (ya me entiendes, los que tienen dinero en Suiza y ...). Por cierto, ya estoy con la menopausia desde el segundo gotero de la quimioterapia, y no noto sofocos. ...

Deja un comentario