La espesura de la mente.

Estoy espesa y cansada.
No puedo concentrarme últimamente para escribir respecto a las cosas que me interesan.
En los post de los últimos meses noto que estoy diferente, me doy cuenta.
Pido disculpas.
Menos mal que estoy ilusionada.

Cristina Jones
Felizmente cansada.

La imagen puede engañar.
Me siento bien interiormente, estoy feliz, pero muy cansada…
Se que me debo esforzar, pero sigo cansada y feliz.
Me duelen los huesos, pero a lo mejor es normal, a lo mejor no es nada… No puedo llevar el bolso en el brazo. Mi madre se mete conmigo porque llevo el bolso bandolera, y queda mal. ¿Y qué más da?

He aprendido mucho, cada uno es responsable de su propia vida.

Por la cabeza me pasa la idea de recaer con el cáncer, ¿y qué? Por preocuparse no se consigue nada.

Soy feliz.

Publicado por

Cristina Jones

Cuando me despidieron con 44 años por cumplir los principios de la empresa, se me cayó el mundo. Cuando me readmitieron en el trabajo y vi lo que ví, se me volvió a caer. El mobbing hizo que tener cáncer de mama no fuera gran problema para mí, leyera mucho y me reinventase. Estoy inmersa en un mar de emociones. En Internet no encuentro mujeres de mi edad, con problemas y sueños normales, por ello escribo este blog, para compartir con amigas momentos especiales. Soy mala cocinera, soy muy imperfecta y estoy harta de las supermujeres que veo en Internet, yo también quiero estar joven, guapa, ser perfecta... pero no quiero mirarme en una joven, ni aprender de ellas. ¿Qué saben de nuestros problemas? Yo quiero compartir lo que leo, lo que aprendo, lo que veo... como superación. Siempre hay que aprender. ¿Complejos? Los justos. La vergüenza...¡para los que roban! (ya me entiendes, los que tienen dinero en Suiza y ...). Por cierto, ya estoy con la menopausia desde el segundo gotero de la quimioterapia, y no noto sofocos. ...

Deja un comentario