Hacer lo que te da la gana

Estoy muy cansada. me dan muchos dolores de cabeza, no se, ayer me dolía por los ojos…Tenía ganas de vomitar, mala gana, y un sueño… Sentía que me podía caer desmayada en cualquier momento.
Unos me dicen que es normal, otros que debo descansar más, otros que me va bien estar distraída, o que debo hacer ejercicio…
Lo cierto, es que me busco cosas que hacer.

Cuando paro, le doy vueltas a la cabeza y es peor. Lo tengo comprobado.
¿A quien hago caso?
Como me doy cuenta de que haga lo que haga, me juzgan y no puedo dar gusto a todos, he decidido una cosa.
¡HACER LO QUE ME DA LA GANA!
Llevo toda la vida siendo buena, quiero ser una cabrona, en el sentido bueno, en el sentido de hacer lo que yo considero en cada momento.

Una madre, haga lo que haga, siempre es una cabrona para sus hijos si no les da gusto, ¿A que sí? Tengo tres hijos y cuando doy gusto a uno, al otro le incomodo y no le va bien, porque cada uno va a lo suyo.
Intentas dar gusto a todos, eres la última en casa, y siempre alguien se queja, nadie se da cuenta que la madre es la que nunca se da el “gusto”.
¡A la mierda!

Me doy cuenta, como hija, de lo injusta que he sido con mi santísima madre. Ella me lo da TODO.
Ayer estuve en la cama echa polvo, agotada, me levanté… y mientras estaba consolando a mi pequeña por sus “tonterías” (que para ella son lo más, a su edad), mi madre se preocupaba de mí.
Bueno, todo esto son propósitos, el querer ser una “cabrona”, es simplemente asumir que no voy a poder hacer feliz a todos, y que siendo coherente conmigo misma, es más probable que se hagan las cosas mejor, porque nunca las madres, las mujeres con familia, harán algo que les perjudique, sino todo lo contrario.

Los cabrones se aprovechan de la gente tonta, que está más preocupada de quedar bien que de hacer lo correcto.
Los psicólogos saben que la mayoría de las personas se sienten mal por no hacer lo que quieren hacer y deben hacer, aunque sepan en su fuero interno que hacen mal por cohibirse.

¡A la mierda!

¡Haz lo que quieras!
A lo mejor el mundo iría mejor, si TODOS tuviéramos valor para hacer lo que queremos hacer, no lo que nos dejan hacer porque nos limitamos nosotros mismos.

Publicado por

Cristina Jones

Cuando me despidieron con 44 años por cumplir los principios de la empresa, se me cayó el mundo. Cuando me readmitieron en el trabajo y vi lo que ví, se me volvió a caer. El mobbing hizo que tener cáncer de mama no fuera gran problema para mí, leyera mucho y me reinventase. Estoy inmersa en un mar de emociones. En Internet no encuentro mujeres de mi edad, con problemas y sueños normales, por ello escribo este blog, para compartir con amigas momentos especiales. Soy mala cocinera, soy muy imperfecta y estoy harta de las supermujeres que veo en Internet, yo también quiero estar joven, guapa, ser perfecta... pero no quiero mirarme en una joven, ni aprender de ellas. ¿Qué saben de nuestros problemas? Yo quiero compartir lo que leo, lo que aprendo, lo que veo... como superación. Siempre hay que aprender. ¿Complejos? Los justos. La vergüenza...¡para los que roban! (ya me entiendes, los que tienen dinero en Suiza y ...). Por cierto, ya estoy con la menopausia desde el segundo gotero de la quimioterapia, y no noto sofocos. ...

One thought on “Hacer lo que te da la gana”

Deja un comentario