Leyendo sobre el Mobbing .. Iñaki Piñuel y Asociacion de Mobbing de Madrid.

VÍCTIMAS Y VICTIMARIOS de MOBBING


Si bien no existe un “perfil psicológico” o patrones comunes de personalidad entre las víctimas de mobbing, afirmó Piñuel y Zabala, sí existen distintos perfiles en los agresores y pueden clasificarse en tres tipos:
Psicópatas: ”Son personas con una capacidad de seducción y de encanto extraordinario, con una frialdad extrema, con una capacidad de manipular a los demás extraordinaria. Personas muy motivadas por la ambición y el poder, que alcanzan rápidamente posiciones muy notorias dentro de la empresa y que tienen un comportamiento social binario: a los adversarios o los eliminan o los compran. Los compran con prebendas o promesas, y si no se dejan comprar, los eliminan”, describió.

“Este tipo de psicópatas están presentes especialmente en las administraciones públicas, en las instituciones, en la política, en las ONG, en todo lo que se refiere a organizaciones donde el poder de manejar dinero o recursos es importante”, agregó.
Basura


Paranoides“Son personas con una alteración en la percepción, que en psicología llamamos paranoidismo, por la cual se sienten atacados, se sienten víctimas de conspiraciones y desencadenan ‘ataques preventivos’ contra los supuestos agresores. Los directivos o mandos de tipo paranoide atacan para no ser atacados y desencadenan acciones de maltrato, supuestamente, para evitar esos ataques que perciben en todos los demás”, señaló.

Alteración de la percepción.


Narcisistas: ”Son personas con un profundo déficit de autoestima pero que exteriormente se comportan de una manera compensatoria. Esa forma externa de comportarse es arrogante, prepotente, sabelotodo, irrespetuosa, denigratoria, porque de esa forma tapan y compensan sus sentimientos profundos de inadecuación y de baja autoestima”.
“Por tanto el narcisista siempre se siente amenazado por aquellos o aquellas trabajadoras especialmente cualificadas, brillantes, a veces que han obtenido premios o un reconocimiento profesional importante, el aprecio del público, de los clientes, de otros compañeros. Todas esas personas con perfiles favorecedores suelen ser víctimas de mobbing a manos de estos narcisistas que se sienten amenazados y se ven compelidos a eliminar ese buen hacer, a cargarse la reputación profesional del otro, hablar mal, humillar, vejar, arrinconar, pisarle la fama al otro”, dijo.

Asombrada


Si bien entre las víctimas no hay un patrón de personalidad definido, sí comparten algo en común: “son personas que por alguna razón, que a veces ellas mismas desconocen, se han vuelto amenazantes para quienes los acosan. Este es el rasgo universal de todas las víctimas. Lo que pasa es que el carácter amenazante no suele venir de la personalidad de la víctima sino del patrón alterado de la personalidad del agresor“, expresó Piñuel y Zabala.

Bibliografía: Asociación de Mobbing de Madrid e Iñaki Piñuel.

Un ejemplo.
Me han contado el caso de  Manolo, jefe de Logística sin tonterias de “Directoritis”, que tuvo que pillar una excedencia (permiso no retribuido para no trabajar durante un periodo de tiempo) con el fin de salvar su matrimonio, porque trabajaba mucho y duro, pero que cuando volvió se encontró una nueva Dirección, 
  1. que le arrinconó al almacén, (…),
  2.  le hizo encargado de embalaje, 
  3. le despididió… 
  4. y en la negociación del SAMA le admitía con la condición de volver como carretillero.
¡Toma cojones! 
¿Para humillar?

Por ello, no ha podido ir al centro de trabajo a hacer valer sus derechos. 
Volvió al trabajo, a una reunión del Comité a hablar con su compañeros, pero el gerente le echó, prohibiéndole la entrada. 
PERO: Ya no se puede volver igual, aunque te readmitan.
Imagina cómo te sientes al volver. Es horrible. No puedes.

No puedes ya desenvolverte normal en tu lugar de trabajo. 
Emocionalmente no puedes.
O es muy difícil.

Y vete a saber qué más ha pasado, porque sus propios compañeros le han dado la espalda cuando les ha necesitado. No lo entiendo.
Ejemplo de jefazo indignado hablando de ética, con una cara….
Actualmete en la cárcel.
Se miente mucho.
Su jefa, Esperanza, va diciendo que no sabía NADA, que es normal que le engañen, que no se puede evitar.

Quizás como no le han visto desde que le despidieron…se han olvidado de él.

Quisiera entender que no se han enterado de lo sucedido. Cada uno va a lo suyo.


¿ ignorancia?
 ¿ poco compañerismo? 

Estas cosas le pueden pasar a cualquiera.

Publicado por

Cristina Jones

Cuando me despidieron con 44 años por cumplir los principios de la empresa, se me cayó el mundo. Cuando me readmitieron en el trabajo y vi lo que ví, se me volvió a caer. El mobbing hizo que tener cáncer de mama no fuera gran problema para mí, leyera mucho y me reinventase. Estoy inmersa en un mar de emociones. En Internet no encuentro mujeres de mi edad, con problemas y sueños normales, por ello escribo este blog, para compartir con amigas momentos especiales. Soy mala cocinera, soy muy imperfecta y estoy harta de las supermujeres que veo en Internet, yo también quiero estar joven, guapa, ser perfecta... pero no quiero mirarme en una joven, ni aprender de ellas. ¿Qué saben de nuestros problemas? Yo quiero compartir lo que leo, lo que aprendo, lo que veo... como superación. Siempre hay que aprender. ¿Complejos? Los justos. La vergüenza...¡para los que roban! (ya me entiendes, los que tienen dinero en Suiza y ...). Por cierto, ya estoy con la menopausia desde el segundo gotero de la quimioterapia, y no noto sofocos. ...

Deja un comentario