Las amigas ante el cáncer.

Todo lo que puedo decir de las amigas cuando tienes cáncer es positivo, incluso de las conocidas.

Todo el mundo a mi alrededor se ha portado maravillosamente, me han ayudado, me han animado, me han ido a buscar las bajas laborales al médico de cabecera, lo han dado todo.

Para que veáis lo maravillosas que pueden ser algunas personas, os contaré que cuando les enviaba fotos por wasap con mi horrible aspecto, lamentándome, ellas me enviaban sus fotos al despertar. La semana pasada me enteré que en Instagram o no se donde, se ha puesto de moda subir fotos recién despertadas.
¡Mis amigas lo hicieron primero!
Yo las veo guapísimas.
¡Qué suerte tengo!

Sin cejas, ni pestañas… cara quimio.

Estoy muy agradecida, ellas han entendido que estaba desganada, cansada, pasota…y no tenía ganas de nada cuando me invitaban a salir.

Cristina Jones

Al principio, todo era más fácil, me sentía fuerte, y pensaba:

-¡Con esto puedo! ¡Qué bien, no voy a trabajar! ¡A la mierda el trabajo! (En el contexto de mobbing en el que estaba antes de mi diagnóstico de cáncer… fué una bendición).

Pero poco a poco…las fuerzas van decayendo, y lo que antes te importaba, te la “repanchifla”.

Las vecinas también son encantadoras, y las otras madres del colegio de tus hijos. ETC.

Lamentablemente, siempre hay otras mujeres que también han pasado por lo mismo, y te cuentan que lo superaron, que tienen que hacerse revisiones y terminamos con una frase:

-¡Qué suerte tenemos con la SANIDAD PÚBLICA de nuestro país!
¡No lo estropeemos!

Publicado por

Cristina Jones

Cuando me despidieron con 44 años por cumplir los principios de la empresa, se me cayó el mundo. Cuando me readmitieron en el trabajo y vi lo que ví, se me volvió a caer. El mobbing hizo que tener cáncer de mama no fuera gran problema para mí, leyera mucho y me reinventase. Estoy inmersa en un mar de emociones. En Internet no encuentro mujeres de mi edad, con problemas y sueños normales, por ello escribo este blog, para compartir con amigas momentos especiales. Soy mala cocinera, soy muy imperfecta y estoy harta de las supermujeres que veo en Internet, yo también quiero estar joven, guapa, ser perfecta... pero no quiero mirarme en una joven, ni aprender de ellas. ¿Qué saben de nuestros problemas? Yo quiero compartir lo que leo, lo que aprendo, lo que veo... como superación. Siempre hay que aprender. ¿Complejos? Los justos. La vergüenza...¡para los que roban! (ya me entiendes, los que tienen dinero en Suiza y ...). Por cierto, ya estoy con la menopausia desde el segundo gotero de la quimioterapia, y no noto sofocos. ...

Deja un comentario