Las huellas del cáncer

Cuando voy al Hospital a quimioterapia, me pregunto:

-¿qué me meterán en las venas para matar las células cancerígenas?

Debe ser algo muy malo, muy tóxico para hacer que te bajen las defensas, maten a las células malas, se te caiga el pelo, te haga sentir cansada, te den ganas de vomitar, te provoque diarrea, te quite la menstruación, la piel se quede traslúcida, las uñas se vuelvan moradas y a rayas, etc…

Recuerdo ir por la calle y ver a mujeres con el típico pañuelo del cáncer en la cabeza, porque llevan la cabeza cubierta, (diferente a las mujeres árabes), y pensar:
-“qué mala suerte ha tenido esa mujer, a mi no me pasará”

Y ¿por qué no me iba a pasar a mí? Es una lotería. Las estadísticas del cáncer dan miedo.

http://www.seom.org/es/prensa/el-cancer-en-espanyacom/104018-el-cancer-en-espana-2013

He parado a varias mujeres árabes de mi cuidad para pregunatarles el modo gua y de ponerse un pañuelo, todas son encantadoras, y todas me lo explican, aunque las que me gustan son las de Dubai.

Mañana posiblemente me iré al barrio musulmán de mi cuidad a preguntar.

Os enseño una foto sin cejas, al llevar los niños al colegio, ¡se me olvidó pintarme las cejas!

Todo tiene solución, y aunque esté fea no me voy a cortar nada.
Voy a seguir contando el proceso a mi manera.
No quiero asustar, quiero animar, todo es del colortcon que lo mires.
Tengo muchas cosas que aprender y muchos planes.
De momento…. ¡a correr para pintarme la cejas!

Publicado por

Cristina Jones

Cuando me despidieron con 44 años por cumplir los principios de la empresa, se me cayó el mundo. Cuando me readmitieron en el trabajo y vi lo que ví, se me volvió a caer. El mobbing hizo que tener cáncer de mama no fuera gran problema para mí, leyera mucho y me reinventase. Estoy inmersa en un mar de emociones. En Internet no encuentro mujeres de mi edad, con problemas y sueños normales, por ello escribo este blog, para compartir con amigas momentos especiales. Soy mala cocinera, soy muy imperfecta y estoy harta de las supermujeres que veo en Internet, yo también quiero estar joven, guapa, ser perfecta... pero no quiero mirarme en una joven, ni aprender de ellas. ¿Qué saben de nuestros problemas? Yo quiero compartir lo que leo, lo que aprendo, lo que veo... como superación. Siempre hay que aprender. ¿Complejos? Los justos. La vergüenza...¡para los que roban! (ya me entiendes, los que tienen dinero en Suiza y ...). Por cierto, ya estoy con la menopausia desde el segundo gotero de la quimioterapia, y no noto sofocos. ...

One thought on “Las huellas del cáncer”

Deja un comentario