Los maridos no nos entienden

Acabo de troncharme de risa porque mi marido se ha mosqueado conmigo porque digo que las divorciadas viven mejor.
¡Claro que sí!

Yo lo que envidio es descansar de hijos y tener vacaciones sin ellos, poder ir al cine a ver películas de adultos, ir de vacaciones o pasear sin escuchar «¡me aburro!», …Estoy saturada, debo ser una mala madre.

Hay cosas que no se pueden explicar a los maridos.
Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus. Hay un libro que lo documenta y explica estupendamente.

Los maridos lo tienen más fácil, hay que reconocer que es más fácil ser hombre que mujer.

Un hombre va en invierno y en verano con las mismas camisas y los mismos zapatos.
No tienen que hacer cambios de armario en primavera y otoño.

Los hombres se duchan, se afeitan, van al trabajo y punto pelota. 
Nosotras, el 99%, tenemos que encargarnos de los hijos ANTES de ir trabajar….con todo lo que ello supone. Vestirlos si son pequeños, desayunos, mochilas, guardería, tráfico, y miles de cosas, que sólo saben quienes son madres trabajadoras.

Las mujeres no pueden ir con zapatos de invierno en verano, ni con zapatos de verano en invierno. Lo mismo con la ropa. Ellos lo hacen.

Esta es una de las razones por las que nosotras suframos tanto con el aire acondicionado…Van con pantalones, camisas de manga larga y calcetines en pleno verano. ¡Actualizaros! Porque luego nos amargan poniendo el termostato a 16º…siempre tienen calor, ¡pero se empeñan en ir con calcetines!.

Por eso necesitamos más armarios. A no ser que los tires cada temporada.

Creo que las modas son más drásticas para nosotras. Antes se llevaba la cintura baja, en faldas o pantalones, y ahora…cintura alta.
Tengo ropa que me gusta, que me encanta, pero si me la pongo ¡se ve mal! Y la ropa esta nueva …Es una pena.  Si me la pongo, si nos las ponemos, porque todas tenemos dicha ropa, ¡vamos horteras! «Catetas».

Y respecto al gusto televisivo, ¡nos importa un comino si fulanito está inspirado para meter goles, su entrenador cuenta con él durante la temporada o le duele el dedo gordo del pié. Yo creo que los jugadores suelen ser niños grandes que juegan a la pelota, y nada más. No soporto que le den danto bombo al fútbol. Son capaces de estar horas y horas hablando de fútbol. ¿Qué le encontrarán de ciencia a dar patadas a una pelota?

Cualquier cosa que le guste a un hombre ¡es top trending en la tele!
El fútbol mueve millones, el carreras de coches o motos dando más vueltas que un pirulo a una carretera con curvas que empieza y termina sobre si misma también mueve ¡miles de millones!.  E ídem a meter pelotillas con un palito en un campo de césped. (…).

Me encanta ver películas en las que salen mujeres, me parecen más interesantes.

Nosotras perdemos el tiempo con las chorradas del maquillaje, la moda… ¿y para qué? ¡No para los hombres!¡Ellos no son el objetivo! ¡Para gustar a las amigas!

Para ello, no podemos llevar bolsos de verano en invierno, ni faldas o vestidos de invierno en verano. Puede que seamos una pesadas, que nuestros maridos no nos entiendan, pero…una cosa tengo claro, que yo era muy práctica, muy tonta, hasta que…

Mi marido me dijo:
-¡Qué elegantes son las auditoras de Pricewaterhouse Coopers!
Yo las miré de arriba abajo y me dije…
-¡Ah siiiiiiiii! ¡Me voy de compras! Yo me se el truco.
E hice eso. No recuerdo si me lo dijo a mí, o lo soltó en una conversación en la que yo también estaba.

No hay mujer fea, sino mujer vaga.

Hagas lo que hagas, nunca están contentos. Y supongo que ellos tampoco.
Así que …lo importante es el AMOR.

Por cierto, voy a preparar un video en Youtube, explicando a mi marido ¡y todos los maridos!, que necesitamos ropa…aunque tenemos el armario lleno. Porque la moda cambia, y nuestro armario es diferente…¡no querrán mujeres catetas! ¡querrán mujeres guapas! ¿o no?

Además, si no lo hago, me verá mal, anticuada, fea, vieja, abandonada… ¡Y NO ME LA GANA! Porque yo no quiero, de momento.

Publicado por

Cristina Jones

Cuando me despidieron con 44 años por cumplir los principios de la empresa, se me cayó el mundo. Cuando me readmitieron en el trabajo y vi lo que ví, se me volvió a caer. El mobbing hizo que tener cáncer de mama no fuera gran problema para mí, leyera mucho y me reinventase. Estoy inmersa en un mar de emociones. En Internet no encuentro mujeres de mi edad, con problemas y sueños normales, por ello escribo este blog, para compartir con amigas momentos especiales. Soy mala cocinera, soy muy imperfecta y estoy harta de las supermujeres que veo en Internet, yo también quiero estar joven, guapa, ser perfecta... pero no quiero mirarme en una joven, ni aprender de ellas. ¿Qué saben de nuestros problemas? Yo quiero compartir lo que leo, lo que aprendo, lo que veo... como superación. Siempre hay que aprender. ¿Complejos? Los justos. La vergüenza...¡para los que roban! (ya me entiendes, los que tienen dinero en Suiza y ...). Por cierto, ya estoy con la menopausia desde el segundo gotero de la quimioterapia, y no noto sofocos. ...

Un comentario en «Los maridos no nos entienden»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *