Como te cambia el peinado.. Tengo cáncer

Estoy haciédome fotos para documentar mi caso de cáncer.
Y soy un poco exagerada,¡ tengo tres pelucas!.

Intento reirme de mi misma, por esto hago muecas a la cámara.

Cristina Jones

Tengo dos opciones:

  • Amargarme, no aceptarlo.

Verme feísima, sin cabello, sin cejas, sin pestañas, alicaída por el tratamiento tan agresivo, tan cansada…
Si salir de casa, apenas, recreándome en mi desgracia…
Poniéndome un pañuelo, para no verme, o ir con mi cabeza pelada al aire por la calle, pregonándo a los cuatro vientos que estoy enferma de cáncer…

  • Intentar llevarlo de la mejor manera posible.

Intentar verme maja, lo más guapa posible.

Las dos alternativas son aceptables. Una veces puedes elegir, otras veces no.
Unas veces podemos ordenar a nuestros pensamientos y mente consciente, es cierto. Pero he de reconocer, que otras…no puedes contigo.

En este caso, yo creo que lo llevo bien, pero no tiene ningún mérito, es algo incomprensible, ni yo misma lo entiendo.

Síndrome de pelo de mierda

He querido compartirlo con otras mujeres como yo, que tienen cáncer, o con otras mujeres que sufren el
“síndrome de pelo de mierda”. Ja ja

He descubierto:

  1. que hay soluciones para casi todo,
  2. que no hay que quejarse y esperar que vengan las soluciones de fuera,
  3. que es más divertido, entretenido y apasionante ¡buscar tus soluciones a los problemas que te surgen”.

Igual que es frustrante lo contrario, que tú busques soluciones y te torpedeen, te acribillen y disparen. (Como me sucedió en el trabajo).

El tiempo da la razón.

Me doy cuenta de la importancia del pelo en las mujeres. Te cambia por completo.
Os lo voy a demostrar.

 

 

 

 

Me levanto, horrorosa.
Si cejas, sin pelo…alienígena total.

Cristina Jones

 

 

Algunos días me pongo de morena. Me hace sentir bien.
Otros días soy más yo. Melenita de buena chica.

 

 

Cristina Jones

 

 

 

Y así estoy más sueca, más veraniega.

Cristina Jones

 

 

 

 

 

 

Pero yo soy así.

Y cuando supere el cáncer…

 

 

 

Asi que… ¡chicas!, si tenéis problemas con el cabello, buscar solución.
Lo hacen los transexuales, que se ponen más guapas y más mujeres que nosotras, ¿por qué no aprender un poco de ellos?
Hay mujeres que se ponen globos en los pechos, les gusta llamar la atención, otras mujeres se operan el pecho con discreción y quedan fantásticas para ellas mismas. ¿Por qué no aprender de ellas?

 

 

Venga, no hay mujer fea, sino mujer vaga (o marido pobre, como dice mi madre).

 

Publicado por

Cristina Jones

Cuando me despidieron con 44 años por cumplir los principios de la empresa, se me cayó el mundo. Cuando me readmitieron en el trabajo y vi lo que ví, se me volvió a caer. El mobbing hizo que tener cáncer de mama no fuera gran problema para mí, leyera mucho y me reinventase. Estoy inmersa en un mar de emociones. En Internet no encuentro mujeres de mi edad, con problemas y sueños normales, por ello escribo este blog, para compartir con amigas momentos especiales. Soy mala cocinera, soy muy imperfecta y estoy harta de las supermujeres que veo en Internet, yo también quiero estar joven, guapa, ser perfecta... pero no quiero mirarme en una joven, ni aprender de ellas. ¿Qué saben de nuestros problemas? Yo quiero compartir lo que leo, lo que aprendo, lo que veo... como superación. Siempre hay que aprender. ¿Complejos? Los justos. La vergüenza...¡para los que roban! (ya me entiendes, los que tienen dinero en Suiza y ...). Por cierto, ya estoy con la menopausia desde el segundo gotero de la quimioterapia, y no noto sofocos. ...