Motivación y vergüenza.

Una de las cosas más importantes para salir adelante cuando estás desmotivado o ves la vida de color gris, es encontrar proyectos que te ilusionen.

Estoy convencida de la importancia de tener ilusión en algo.

A mi se me ha metido en la cabeza que no quiero ser normal, que prefiero ser anormal a no tener valor para hacer lo que quiero.

¿Hacer lo que quiero significa hacer daño a alguien? ¿Ser desconsiderada? ¿Arruinar? No, todo lo contrario.

Estoy escribiendo para hacer un videoblog. Decir con imágenes las tonterías que escribo aquí. Me motiva esta tontería.

Estoy viendo vídeos en youtube respecto a edición, imagen, sonido, luz…¡qué lío! Y es cierto una cosa, cuanto más me informo, más cuenta me doy de mi ignorancia supina.

El mundo del cine y la imagen es maravilloso.

Soy una mujer con cáncer, y como tal, me doy cuenta de algo, ¿porque la gente tiene miedo de hacer lo que desea?

¡Los hijos! Sólo concibo y permito este miedo estúpido a la gente con responsabilidades familiares. No puedes dejar tu trabajo si tienes responsabilidades.

La vergüenza

Y os voy a decir una cosa, ¡no tengas vergüenza de nada!

La vergüenza se la dejas a los ladrones, a los mentirosos, a los hijoputas y a los cabrones que por ir en su propio beneficio arruinan una empresa, un país, un banco o lo que sea.

Sé tu mismo, gustate, quiérete y ya verás, todo fluye, serás más feliz.

Publicado por

Cristina Jones

Cuando me despidieron con 44 años por cumplir los principios de la empresa, se me cayó el mundo. Cuando me readmitieron en el trabajo y vi lo que ví, se me volvió a caer. El mobbing hizo que tener cáncer de mama no fuera gran problema para mí, leyera mucho y me reinventase. Estoy inmersa en un mar de emociones. En Internet no encuentro mujeres de mi edad, con problemas y sueños normales, por ello escribo este blog, para compartir con amigas momentos especiales. Soy mala cocinera, soy muy imperfecta y estoy harta de las supermujeres que veo en Internet, yo también quiero estar joven, guapa, ser perfecta... pero no quiero mirarme en una joven, ni aprender de ellas. ¿Qué saben de nuestros problemas? Yo quiero compartir lo que leo, lo que aprendo, lo que veo... como superación. Siempre hay que aprender. ¿Complejos? Los justos. La vergüenza...¡para los que roban! (ya me entiendes, los que tienen dinero en Suiza y ...). Por cierto, ya estoy con la menopausia desde el segundo gotero de la quimioterapia, y no noto sofocos. ...

Deja un comentario