Ser HOMBRE y no animal.



Lo siento, ¡qué no se que me pasa!

Yo no soy feminista, no, soy normal, incluso como buena española sin darme cuenta actúo de forma machista.
Soy yo la que va a la compra, la que me encargo de casi todo en mi casa, la que cuida de mis hijos…y la que ha recurrido a la estratagema de HACERSE LA TONTA para delegar, cuando no he podido llegar a TODO.

No me creo las estadísticas, según ellas ¡YO CONOZCO maltratadores! ¿Como? ¡No me lo creo! ¡NO PUEDO! ¡Es imposible!

Me quedo mirando a los HOMBRES, (con disimulo), ¿ése? ¿el otro? ¿Ese de allá? Parece idiota, según lo que observo…suelen ser los amigables, los babosos, los que parecen pusilánimes, los que no tienen carácter, ¿o los prepotentes que se creen superior?

NO HAY QUE CREERSE NADA, quien menos te imagines, es un POCOHOMBRE que no tiene lo que hay que tener para tener una mujer de verdad a su lado, sin HUMILLAR, ni lastimar.

¡Y no sabe lo que se pierde!

¡VIVA LOS HOMBRES DE VERDAD!

Publicado por

Cristina Jones

Cuando me despidieron con 44 años por cumplir los principios de la empresa, se me cayó el mundo. Cuando me readmitieron en el trabajo y vi lo que ví, se me volvió a caer. El mobbing hizo que tener cáncer de mama no fuera gran problema para mí, leyera mucho y me reinventase. Estoy inmersa en un mar de emociones. En Internet no encuentro mujeres de mi edad, con problemas y sueños normales, por ello escribo este blog, para compartir con amigas momentos especiales. Soy mala cocinera, soy muy imperfecta y estoy harta de las supermujeres que veo en Internet, yo también quiero estar joven, guapa, ser perfecta... pero no quiero mirarme en una joven, ni aprender de ellas. ¿Qué saben de nuestros problemas? Yo quiero compartir lo que leo, lo que aprendo, lo que veo... como superación. Siempre hay que aprender. ¿Complejos? Los justos. La vergüenza...¡para los que roban! (ya me entiendes, los que tienen dinero en Suiza y ...). Por cierto, ya estoy con la menopausia desde el segundo gotero de la quimioterapia, y no noto sofocos. ...

Deja un comentario