Desarrollo personal

Denuncia tributaria

30 enero, 2013

Esta mañana en Zaragoza, he visto una tienda, una joyería para ser exactos, y tenía un gran cartel motivador…para mi.
Así se me ha ocurrido el siguiente video o trailer. Hay tema para más, a ver si lo hago bien y hago un documental bien hecho, porque no le dedico tiempo, y lo merece. Me gustaría ser cineasta, pero… bueno, le pongo ganas.
El cartel pone: LIQUIDACIÓN POR DESESPERACIÓN.
¡QUÉ TRISTE!
¿Y no podemos hacer algo la gente normal? Es que me resisto, estoy muy cabreada, mucho.
Los políticos no hacen nada, se echan los unos a los otros el consiguiente «¡ y tú más!»…
¡QUE TRISTE!

Pues que no, que no y que no, que me resisto, que como buena ciudadana de Aragón, que no y que no lo acepto, que me tienen harta.
Echo de menos buenos políticos, me gustaría ver a nuestro presidente con sangre en las venas e indignado, CABREADO, ante los casos de corrupción y fraude fiscal que están saliendo a la luz pública, y le veo muy comedido.
Un presidente tiene que ser calmado, comedido, cerebral, pero en estos casos… que se le vea enfadado y con ganas de poner coto a los sinvergüenzas que se cuelan en la política en todos los partidos.
Ir a la Agencia Tributaría es fácil, todos sabemos donde está, se procede así:

  1. Entras por la puerta de Hacienda, como la llamamos todos.
  2. Te diriges a información y pides un modelo de denuncia tributaria
  3. Te la llevas casita, te lo piensas, y lo lees tranquilamente.
  4. Rellenas las casillas y lo llevas a Registro, otra ventanilla.
  • Datos del denunciado. El nombre o razón social del defraudador, su dirección y actividad.
  • Datos de la denuncia. Aquí describes lo que denuncias, el fraude de no declarar ingresos, tener dinero negro en el cochón, llevar una contabilidad B, etc. Es aconsejable aportar las pruebas de que dispongas. Explicas lo que hace, como lo hace, y puedes utilizar hojas anexas.
  • Datos del denunciante. Aqui pones tus datos, para dar veracidad a la denuncia y que no se haga a tontas y locas. Todos los funcionarios y personal de la Agencia tributaria tiene obligación de guardar secreto.

También te podría interesar

Sin comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: