Mi cáncer de mama

Unos meses después de …

11 enero, 2018

Unos meses después de mi segunda tanda de quimio aquí sigo, estoy pendiente de mi reconstrucción de pecho. Pienso que si me reconstruyen es buena señal, no van a tirar recursos a lo tonto, reconstruyendo con cirugía mi pecho

Mirarme al espejo no me gusta, no me reconozco. Mi pelo está hecho una mierda, fino, cortito, con canas…y mi pecho tiene dos cicatrices muy visibles, y un bulto extraño con un expansor.

No entiendo nada.

Tengo días en los que me canso mucho, me duelen los huesos y dicen que es normal por mis circunstancias, Además ahora tengo osteoporosis. La quimio se infiltró por todos lados y aunque mata celular cancerígenas, también tiene efectos colaterales. Sino te mata el cáncer, te mata otra cosa que ha jodido el tratamiento.

Mi amiga Marta estuvo un mes en cuidados intensivos, no me sale la palabra exacta, porque vomitó negro, el páncreas estaba hecho polvo. Ella se quejaba a su oncóloga y no le hacía caso. Se dejó de tomar la medicación porque  notaba que no podía con ella, no le hacían caso, y no está en el otro barrio porque es una chica rebelde que toma sus decisiones.

Muchas veces, vas al médico, al oncólogo, sintiéndote una borrega. Tienes tu vida en sus manos. Eres un corderito. Hay personas que exigen, personas informadas, pero yo estoy en el lado de que me hagan lo que les de la gana, no tengo ganas de curarme, soy feliz.

Los que me conocen, saben el motivo de mi actitud positiva ante el cáncer. Con el cáncer de mama me tocó la lotería.

A mi alrededor, hay personas de todo tipo. Pero la vida es así, hay gente maravillosa, la inmensa mayoría, y hay gentuza. Quiero decir las cosas por su nombre, esto de ser correcta puede significar no decir la verdad. Existe la gente mala, no se puede negar. ¡Qué le vamos a hacer!

No tengo ni pizca de ganas de curarme, porque estaba sufriendo mobbing.

También te podría interesar

Sin comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: