Desarrollo personal

Aprender a cabezazos, una mujer de 49 te cuenta …

20 octubre, 2016

Aprender sin que nadie te enseñe es aprender a ostias. No sabia como hacer un blog, como editar videos, lo que es marca personal, twitter, Prestashop, comunity managers, canceres, metastasis, osteoporosis, menopausias, pelucas, juicios laborales, mobbing, acoso escolar, lubricantes, adolescentes, amistades, fotografia, depresiones, ejercicios, alimentacion saludable, botox, acido hialuronico…y mil cosas mas.
Y a bofetadas…¡estoy aprendiendo!

Hoy he aprendido que puedo editar un post en mi blog desde mi telefono movil.

He tenido que buscar un profesor para no tirar el Mac y el ordenador Windows por la ventana. 

Quiero editar un video y los archivos los tengo en el ordenador Mac de mi hijo, ¿como se pasan a uno normal?

Tengo tanto que contar… lo necesito, me lo dice la psicologa, que lo cuente. Pero no puedo, asuntos tecnologicos y asuntos medicos me lo impiden.

Pero…

¡Esto es alucinante!

¡Estoy escribiendo desde un telefono!

Acabo de comer salmon, y he hecho esta foto.

Os aconsejo que abrais una pagina de empresa en WordPress o Blogger, todos los dias hacer fotos de las cosas que haceis en la empresa, de los productos que vendeis, de lo que sois y como lo vendeis. Ponerle fotos. Todo entra con la imagen. Ponerle mucho cariño. Se nota cuando hay cariño por lo que se hace y cuando las cosas son de verdad.

Nunca pongas o digas que te preocupas por la gente si luego todo el mundo ve que las gritas, las traicionas y las tratas dando vaselina por el culo. En una empresa que conozco lo hacen.

Uf, ya te contare. 

Se ha abierto el cajon un poco…

¿Te cuento mas?

También te podría interesar

2 Comentarios

  • Responder 2isone 20 octubre, 2016 de 1:52 pm

    Ánimo Cristina, me alegro que lo que vas aprendido conmigo te sirva de mucho. Ahora ya controlas tu WordPress desde tu Mac y móvil. Ahora a por las fotos y esos vídeos positivos en los que intentas enseñar a mucha gente.

    Un saludo, tu profesor.
    Israel

    • Responder jones_admin 22 octubre, 2016 de 2:37 pm

      Es una suerte saber pedir ayuda.
      Estaba llorando por las esquinas.
      Gracias a ti, mi profesor, y a mi medico.
      Muchas gracias, Israel, por la paciencia al enseñar a una ignorante como yo.

    Deja un comentario

    A %d blogueros les gusta esto: