Desarrollo profesional

Los años te cambian. El cáncer también.

1 julio, 2016

Tengo la inmensa suerte o desgracia de ser comunicativa. Para bien o para mal, no me corto mucho en mis emociones, sólo me frena la educación.

Cuando voy a las consultas suelo hablar con alguien a mi alrededor para no aburrirme. Hay personas maravillosas. La última vez me hablaron del yoga, me lo aconsejaron. Probé el Mindfulness, pero me parece una pérdida de tiempo, cuando precisamente creo que estoy alterada por lo contrario. Quiero tiempo para mí, para hacer cosas para mí. Hacer. No entiendo como hay gente que se aburre.

Arcoiris

Arcoiris

Después de una experiencia como el cáncer, cambias un poco…al principio, luego te olvidas y vuelves a ser tu, la verdad. Tus circunstancias son las que son, y te afectan. No es lo mismo estar en unos zapatos que en otros.

He leído que el progreso no es lineal. Hoy tiene más información una persona con su teléfono móvil que un dirigente hace 100 años, otra cosa es que tenga educación y formación para procesarla.

Posiblemente yo aconsejaría a otras personas lo mismo que me aconsejan a mi, pero también “puede” que ellas harían lo mismo en mis circunstancias, y yo no lo entendería. Hay muchos matices en la vida. Y todos somos únicos, con nuestras particularidades.

Dicen que el cáncer te cambia, no lo se. Algunas veces así lo creo, pero otras no. La cabra tira al monte.

Creo que soy más valiente, y sólo me frenan mis seres queridos.

La familia, los hijos...

La familia, los hijos…

Sueño con dejar mi trabajo. En el protocolo que siguen los psicólogos ante el mobbing te aconsejan que dejes el trabajo. Si cambio de trabajo, no quiero tener jefe.

Me pongo a leer de todo.

Intento captar ideas, tendencias en las que basar mi futuro cercano, para salir de mi zona de confort.

no pierdas el tiempo mientras esperas

Una mujer leyendo en su smartphone en la calle

Cuando yo estudiaba en la Universidad no había ordenadores, ni teléfonos móvil. Mis hijos me preguntan si existían los coches.

Las impresoras 3D están revolucionando las empresas de fabricación, y se tiende a una producción más individualizada.

Si no estás innovando, estás retrocediendo. En cualquier sector, debes buscar la diferencia que te haga sobresalir respecto a la competencia.

Empresas enormes como Kodack con más de 150 mil trabajadores llegó a la bancarrota por no asumir las nuevas tendencias, lo mismo que Nokia, cuyo CEO tuvo que pedir perdón a sus accionistas y trabajadores.

He leído que uno de los fundadores de Wasap (Brian Epton) fue rechazado por los RRHH de Facebook, pero se encogió de hombros y escribió en Twitter: “Me han rechazado en Facebook, pero tendré otras oportunidades”.

Un paseo por la playa

Un paseo por la playa mientras piensas…

Estas historias son cautivadoras, pero seamos francos, pocos tienen el talento y formación para crear cosas como Wasap.

Las personas innovadoras crecen en organizaciones y sociedades que les apoya e incentiva, que respetan el fracaso como requisito imprescindible hacia el éxito.

http://www.elconfidencial.com/empresas/2013-12-24/mala-prensa-peor-reputacion-las-siete-empresas-que-deben-recuperar-su-prestigio_66448/

Tengo claro que me quiero rodear de energía positiva, creativa, innovadora, feliz, amigable, confiable, honesta, generosa… y que sumen, no resten. Todo lo contrario es perder el tiempo, y no lo tengo. Afortunadamente a mi alrededor encuentro dichas personas, incluso en el trabajo donde “unos pocos” me hacen mobbing.

Lo malo, es cuando estás cansada y no puedes hacer lo que quieres hacer.

Para soltar la rabia, escribo en el blog. Haz tu lo mismo, si lo necesitas.

También te podría interesar

Sin comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: