Emociones Mi cáncer de mama

Michelines al tobogán con osito.

31 agosto, 2015

Durante el mes de Agosto he estado de vacaciones con mi familia.
El año pasado, por mi culpa, no tuvieron vacaciones. Afortunadamente pudieron ir de campamentos, a la naturaleza dos semanas.

Recuerdo estar en la cama, (con la quimio), echa una mierda, mientras me sentía culpable al verlos delante de la televisión y demás elementos atontaniños.

Este año…. Los mayores no me necesitaban, ellos eran felices a su aire.
Pero con mi hija pequeña…lo he dado todo.

Como a mi marido no le van los parques acuáticos y vacacionales, cuando se ha ido a trabajar… he cogido el coche y ¡A Port Aventura!, también al Acuopolis.
Sola, con una niña… y con las pulseras que no te hacen hacer cola…. ¡Genial!

A veces, me sentía mal…
-¡Jo! Toda esa gente haciendo cola y yo…. colándome, sólo porque tengo la pulsera….
Pero me acordaba del año pasado, en la cama, y ¡a pasarlo bien!

Al principio en el Acuopolis, me daba reparo montarme en algunos toboganes, pero luego… superdivertido.

Agotada. No podía con mi alma. Pero el estar con mi hija, verle con su carita de felicidad…te pone gasolina.

El espectáculo de los delfines, fue un descanso. Muy interesante, maravilloso. ¡Qué alegría sentarse media horita!

Por la tarde, uno de los accesos a los tubos para tirarte en flotadores gigantes, olían a orina que echaban para atrás. ¿Los niños? ¿Los adolescentes? ¿Y porqué no echan más cloro? ¡Qué asco! Seguro que se puede hacer algo. Una chica trabajadora, (que ayuda a empujar los super-flotadores), me pidió que pusiera una queja, porque a ellos no les hacían caso.

Por cierto, a estos sitios hay que ir olvidándose de una misma. Con un buen bañador o bikini que resbale, y malos pelos. Tienes que tirarte en todos los toboganes y disfrutar. ¡Michelines al aire!

Acabé rendida. Me dolían los brazos, por la tarde estaba agotada, cuando entré por la puerta de mi casa, me tiré a la cama, y hasta la mañana siguiente.

Dos días después a Port Aventura. Empezamos mal, las dos taquillas del parking, para entrar a Port Aventura averiadas son las que elegí yo, menos mal que hay gente agradable que te deja cambiar de fila. Antes de empezar, odio las colas.

Sigo pensando que hay zonas muy expuestas al sol. ¡Mas árboles!
Antes me hubiera montado en el Dragon Khan, y las cosas más emocionantes. Ahora me siento una abuela…. Todo lo que antes me parecía lo único que merecía la pena, ahora me espantaba.

¿Una hora con cuarenta minutos para subir a una atracción?
No aguanto de pie tanto tiempo, y no se si voy a volver otra vez…
¿Cuanto cuesta sin hacer colas?
Una gozada. Mi hija y yo montamos unas quince veces en El Diablo, algo semejante e Una Mina, y los mismo con La Estampida…. Nos fuimos a las 11 de la noche, más de doce horas… Sólo nos sentábamos durante la atracción….
Lo mejor es ir pocas personas, le sacas más rendimiento a la pulsera.
Es carísimo, si lo pasas a pesetas, la moneda que teníamos antes del EURO, ¡te llevas las manos a la cabeza!
Me duele todo, ¿me abre descoyuntado? ¡Esto no puede ser bueno!
Qué tontería más grande el subirse a dar más vueltas que un pirulo, en decorados absurdos…

Ahora necesito descansar…

Y a mi no me pillan más.

Calor. Colas. Un botellín de agua 1,80€. En algún baño sin jabón. Se deben limpiar más a menudo las atracciones de agua. Hay gente muy poco educada, o a lo mejor, después de estar más de una hora esperando una cola para montarse en una barcas…necesita ir al baño. Pasar agua jabonosa, o clorada, de vez en cuando… no iría mal.

Me hago mayor.
Hace tiempo que no voy al cine. ¿Y dentro de las opciones que tengo a las ocho de la tarde que eligen mis hijos? Yo tengo que amoldarme, no puedo dejar a mi pequeña sola y meterme en la sala con los mayores.
¿TED 2?
¿Cómo es posible que a alguien se le ocurra semejante guión y sea capaz de llevarlo a la gran pantalla? ¿Y cómo consiguen que vayamos a verla? ¿Quienes son los tontos aquí? ¿Ellos o yo?

También te podría interesar

Sin comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: