Imagen Mi cáncer de mama

Cuando no se sabe el problema…échale la culpa al stress

15 julio, 2015

Hay un dicho que dice:


“Si sale con barbas San Antón,

y si no, la Purísima Concepción”


En medicina, cuando no se sabe algo… se echa la culpa al stress.






Para animarme me dicen que hay mujeres que están peor a mi edad, y no, nunca hay que mirar hacia detrás.



Estoy preocupada porque el pelo me sale rizado y pobre…
No me siento como antes.
La teoría me la sé, sigo viva, estoy mucho mejor que el año pasado a estas alturas.
Pero… 

El pelo que sale después de estar calva por la quimioterapia…



Yo quiero volver a ser la de antes de esta maldita enfermedad, tener la misma piel, la misma cara, el mismo cuerpo…

Hoy llamaré a mi médico a preguntarle por ciertos síntomas que padezco, y para adelante.

Ayer me compré una peluca nueva, porque me veo cara de señorona mayor con el pelo corto, me gusta verme joven.

Lo que debes sentir.












































No quiero que nadie me diga cómo me debo sentir, nadie manda en las emociones, nadie.

Cuando sientes algo, lo sientes, y ya está.


Es importante escuchar otros puntos de vista, tener en cuenta otras perspectivas, pero no me veo moderna con el pelo corto, no me gusta cómo me queda.


Si las mujeres gastan tanto tiempo y dinero en peluquería, en peinarse, en teñirse, en extensiones, en alisarlo, en darse mechas… ¡por algo es! 
El pelo nos define, más de lo que nos damos cuenta.

 


¡Mi pelo! Lo echo de menos….
Nota: Hay mujeres que no se cuidan y dedican tiempo, yo no. ¡Ellas llevarían estos problemas muy bien! Aunque a lo mejor, en otras cosas estarían peor. 
Nadie es perfecto.

Y algunas personas que te dan lecciones, las querría ver en mis zapatos. 

Yo ahora estoy en estas tonterías:

  • Mi pelo
  • Mi cansancio.
  • Quiero recuperar mi cintura.
  • Y algunos síntomas que me preocupan y debo consultar.





También te podría interesar

2 Comentarios

  • Responder maria 7 abril, 2016 de 1:15 pm

    Hola !!!
    Como te entiendo, yo he acabado ahora la radioterapia, se supone que el pelo deberia de estar ya crecidito y como antes, pero ni por esas, no crece y no es mi pelo, mi cintura tampoco es mi cintura y me estoy volviendo loca porque, por una parte se que eso no importa y por otra parte resulta de que a mi si que me importa, solo espero que el tiempo pase y que de alguna forma consiga encontrar mi nuevo lugar en este nuevo tiempo.

    • Responder jones_admin 8 abril, 2016 de 5:42 am

      ¡A mi me pasaba lo mismo! Creo que la cortisona ha tenido algo que ver con lo de la cintura. ¿O la menopausia caida de repente?
      Yo también tengo sentimientos contradictorios.
      No importan estas cosas, pero … bueno, como dicen todos los médicos que hay que hacer ejercicio, …¡a andar o al gimnasio! Yo me apunté pero lo dejé, en casa no hago nada, así que tendré que volver a intentarlo.
      ¿Nos apuntamos al gimnasio? Se lo decimos a los monitores y ellos saben ponernos en forma poco a poco, son profesionales. Uno de los entrenadores del gimnasio donde yo iba, también pasó por un cáncer.
      Tenemos que hacer lo que sea, para poner soluciones.
      Un abrazo.

    Deja un comentario

    A %d blogueros les gusta esto: