Mi cáncer de mama

Depresión postquimio, en el cáncer. Tengo cáncer.

6 noviembre, 2014

No se que me pasa que tengo ganas de llorar.

Estoy cansada, se supone que tengo mucho tiempo libre para mí, y no lo aprovecho. No cunde.
Tengo ganas de llorar.

Posiblemente influyan las fuerzas, las ganas.
 No tengo ganas de hablar algunas veces.
Estoy cansada.
El tiempo pasa muy rápido.
Las mañanas pasan volando y no he hecho nada.

Junio 2014

Estoy yendo a un Taller de Mindfullness y nos enseñan a no autocastigarnos con nuestros pensamientos, entre otras cosas. Posiblemente, esté así, porque me estoy fustigando con la pérdida de tiempo.

Agosto 2014

No estoy perdiéndolo, estoy recuperándome de una enfermedad muy importante (cáncer) y un tratamiento que estoy recibiendo muy agresivo.

Siento que por encima de mí ha pasado una apisonadora.

Lo intento llevar bien, estar alegre, ser positiva, poner buena cara…y esta nimiedad también cansa.

Julio 2014

Verano 2014

Tengo cáncer, y «no es moco de pavo», (como dice la expresión), no es ninguna tontería. Posiblemente, si no hubiera ido al médico, en poco tiempo, estaría muerta. Todo el mundo me dice que está prácticamente curado el cáncer de mama, todo el mundo me lo dice, pero…no, hay muertes, yo conozco algunos casos.

Octubre 2014

Todos nos vamos a morir, …

Al principio de la quimioterapia lo llevaba muy bien, pero ahora, sin cejas, ni pestañas, ¡qué mal lo llevo! y los ojos rojos…y el cansancio…

He mirado fotos … creo que las cejas y las pestañas se cayeron en octubre, ¡cómo cambia la cara sin ellas!. Parezco una extraterrestre.

¡Estoy hecha una mierda!


Quiero volver a ser la de antes, pronto.

Sin comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: