Mi cáncer de mama

Mis sesiones de quimioterapia se van acumulando. Tengo cáncer.

9 octubre, 2014

El martes pasado tuve mi última quimioterapia. Todavía queda otra, que yo sepa.

Las primeras fueron “llevables”, no sufrí…tuve malestar, algún día vomité…No se, ¡se olvida!
Este fin de semana, estuve malita, me dolió todo. Y como todo se olvida, te quedas con un recuerdo difuso, decidí grabarlo con la cámara del móvil. Incluso, el sábado le dí al botón y lo subí a mi cuenta de goggle.
Estuve muy dolorida.

En mi cara se ve el cáncer y la quimioterapia. Estoy diferente.

Me dolían los huesos.
“Tendré cáncer de huesos ¿y no me he enterado? ¿como lo verán los médicos?”
“¿Tendré que avisar de mis huesos al oncólogo?”

Vivo en una casa con escaleras, tengo que bajar de mi dormitorio para ir a la cocina, y casi me daba miedo marearme.

Estoy muy cansada, me cuesta todo mucho trabajo.
Estoy un poco pasota, me da igual todo, aunque algunas veces me llevo disgustos tontos.

Me encuentro un poco dispersa, desordenada, me cuesta concentrarme… ¿me habrá llegado al cerebro?
Estoy muy cansada.

No quiero seguir hablando de este tema, pero me lo demandan.
Lo seguiré contando para quien le interese.
Esto hay que pasarlo para entenderlo.

Ahora no me duele nada, salgo y entro de casa, la cara me cambia cuando me arreglo y me maquillo.

Mi pelo va creciendo como una pelusilla, poco a poco.
Las cejas todavía no las encuentro, si no me las pinto, mi cara es de extraterrestre. Parezco prima de ET.
No tengo ganas de ponerme pestañas postizas, pero creo que es por cansancio.
Duermo muchísimo, duermo muy bien. Otras mujeres me cuentan que no pueden dormir.

Me gustaría volver al gimnasio, lo pasaba muy bien, y notaba mis piernas muy duras, otra vez estoy “fofa” (blanda), y me disgusta. Intento hacer sentadillas en casa y no soy capaz.

Quiero comer mejor, he leído que existe una dieta alcalina, una dieta más sana …¡pero no soy capaz de comer tanta fruta y verdura! ¿no tomar café por la mañana? ¿cómo lo voy a hacer?

Estoy deseando ver el blanco de mis ojos, ¡blanco!.

¿Cuando volveré a sentirme bien? ¿A sentirme en forma?
Creo que debo mantenerme ocupada, voy a apuntarme a clases de pintura.
No voy a escuchar las noticias, porque me cabreo.

Por cierto, no he podido poner las fotos en las que salgo horrorosa de la muerte, me deprime, las dejaré para ponerlas cuando no me sienta mal e identificada con el cáncer, no puedo verme así de mal.

Tengo muchas, pero no puedo ponerlas de momento, es superior a mí, aunque me las hago con el propósito de compartirlas, no puedo. Lo siento. Creo que esto es enseñar parte de tu intimidad, cuando te sientes una mierda, un despojo, y ves la imagen del cáncer en tus párpados, ojos, mejillas, pelo, …

Pero…si profundizas, por mucho maquillaje que te pongas, lo ves…

Cuando crea que voy mejorando, pondré las fotos horribilis…porque no me afectará emocionalmente verme tan mal.
En casa, con mi marido, me pongo gorro para dormir. Cuando estoy sola, o con mis hijos, ¡me lo quito! ¡da calor! Me siento tan tan mal…y tan fea.

Soy idiota, lo admito.

Pero me voy a poner bien, me voy a poner guapísima y voy a dar caña.

También te podría interesar

Sin comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: