Desarrollo personal

Ventajas de ser tu misma

18 agosto, 2014

Cuando empecé este blog no me hubiera podido imaginar lo sucedido después.

Cristina Jones

Lo abrí porque la psicóloga (Victoria) me aconsejó que escribiera para soltar mi rabia, estaba rabiosa, y si miráis algunos de mi post, debe ser cierto.

  • ¡un jefe cabrón con un grano en el culo!
  • como joder a tu jefe
  • como ser una carbona
  • machistas, homínidos retrasados mentales
  • etc

Cuando lo vuelvo a leer, alucino conmigo misma.

Mi familia se reía de mi blog, mi marido lo censuraba, mi hijo pensaba que no era una madre normal…
Pero mis amigas me alentaban, y yo me lo pasaba bien.

(Por cierto, me encanta que piense que no soy una madre normal, me gusta ser anormal).

Me daba igual todo, yo necesitaba escribir.
Me aburre lo hacer siempre lo mismo, el trabajo monótono, el hacer las cosas sin creer en ellas, no soporto a las personas borregas que siempre hacen lo mismo, las personas que obedecen y miran a otro lado cuando se hacen las cosas mal.
En el trabajo no hago las cosas porque sí, procuro cambiar lo que no funciona, si me dicen que tal cosa se hace de un modo (y ellos lo hacen así), yo tengo que ver la forma de hacerlo mejor.
Por ejemplo, el último año, yo alucinaba cuando nos habían puesto un sistema informático que valía un riñón y las cosas se hacían a pedal.
-Esto no puede ser así. Y conseguía un informe que lo hacía…-Se lo pedía a los que tienen que saber, ¿no?
Y si hay que pedir las facturas de una determinada forma para facilitar el trabajo, pues lo hacía. Pero aquí me cortaron las alas. (…).
Yo soy así. No me gusta la monotonía.

Depresión por estupidez

Caí en una depresión por aguantarme y no dar un puñetazo en la mesa en el trabajo.
Tres personas me putearon e hicieron mobbing conscientemente a mi entender, otras sin darse cuenta. Tuve que demostrar en un juicio por segunda vez que no decía ninguna mentira, gané, pero no me dieron al 100% la razón porque cuando contestas a una pregunta “si o no” ante el juez, una pequeña puntualización cambia la respuesta, y ya sabes, quieren si o no.

 Mintieron en mi juicio, y mi abogado dice que no merece la pena seguir, pero aluciné en colores. ¡Mentir en un juicio!

No sigo, me cansa el tema, y no va de ello este post. Pero hay tema, tema.

Cristina Jones
Estoy feliz

Ahora tengo cáncer de mama, y estoy feliz.

¿Es mejor un cáncer que una depresión?

Si, categóricamente, si.
Me siento estupendamente, exceptuando las quimioterapias y pequeños asuntillos, me asustan las inyecciones, los médicos, la sangre, ver tristeza…

Estoy luchando contra unas células malignas, con unos medios establecidos, con honor y honorabilidad.

Cristina Jones

Cuando tienes depresión porque hay un mal clima laboral, y matan al mensajero, sin poner remedio al mal, y no quieres dejar que ellos ganen, es horrible.
La de veces que lloré a lo tonto.

Y lo peor de todo, el pensar, ¡que esas personas tienen trabajo porque mi marido levantó esa empresa!, que con la gestión actual estaría cerrada hace años, y que el tiempo me da la razón. Se están llevando el trabajo que hizo mi marido. Y están haciendo lo mismo que lo que han hecho en sus empresas predecesoras…. (quien quiera entender que entienda y se entere si…).

¡Yo soy gilipollas!, mi marido pasa del tema, él es ingeniero, matemático, racional…y cree que me debe dar igual todo, que la vida es injusta por naturaleza y ya está. Punto Pelota. Cada vez, le admiro más en estas cosas.

Con el cáncer, estoy encantada. Repito, soy gilipollas. ¿Contenta? Si…No lo entiendo del todo.
La gente a mi alrededor es maravillosa. Me hacen regalos, me miman, me ayudan, se ofrecen para cualquier cosa.

Santander

Me han ayudado con mis hijos, amigas y conocidas. El verano es largo, y les han invitado a la playa, a la montaña…lo que han podido.

Santander

Los maridos sirven para…

Mi mayor pega, o queja, es la inutilidad de los maridos para cuidar a la familia.
En esta última sesión de quimioterapia estuve hecha una mierda, con todas las letras, y todo en casa manga por hombro.
¿Los maridos no saben que hay que hacer comidas? ¿qué hay que cuidar a los enfermos? ¿que no se puede dar de comer a las tres y media de la tarde? ¿qué hay que recoger todo el rato? ¿qué en una casa no se puede estar relajado todo el día? Es muy bonita la teoría, el hogar es para descansar. ¡Los cojones! Las mujeres estamos continuamente limpiando, ordenando, poniendo lavadoras y secadoras, haciendo comidas, poniendo la mesa, quitando la mesa, con la balleta en la mano en la cocina, etc

Esta última sesión de quimioterapia ha sido la más dura. Lo he pasado mal, me dolía todo. Pero tengo el wasap con ánimos de mis amigas, y soy feliz, feliz porque tengo mucha ilusión en futuros proyectos.

  • No dejemos de ser nosotros mismos.
  • Gustate, no intentes agradar a los demás, porque nunca los tendrás contentos.
  • El tiempo pone las cosas en su sitio.
  • Asumamos que la vida es injusta. Es así.
  • Hay gente sin trabajo muy capaz, y muchos inútiles destruyéndolo.
  • Busquemos cosas que nos hagan sentir.
  • No perdamos el tiempo.
  • Intentemos no perder la sonrisa, sabemos cuando es REAL y verdadera.
  • Distingamos a los hipócritas y huyamos, para no perder el tiempo.
  • Tomemos el control de nuestra vida.

Seamos agradecidos a la vida, a los que te rodean.
Estoy comprobando que hay gente estupenda a nuestro alrededor, la gente es maravillosa.
Estoy haciendo nuevas amistades, y qué fácil es.
Se tu mismo, y a quien no le guste, que se aguante.

Por cierto…
Estoy alucinada con la religión. ya os contaré. Voy a cambiar de religión.

También te podría interesar

Sin comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: