Mi cáncer de mama

La Segunda sesión de Quimioterapia. Tengo cáncer de mama.

20 junio, 2014

Cada persona es diferente, así que imagino que cada uno de nosotros lo sentirá diferente.

Lo primero es mantener una buena actitud, y yo soy muy “particular”, no se como decirlo.

Yo aquí quiero contar mi experiencia, por si ayudo a alguien, ya porque esté pasando por lo mismo o porque conozca a “alguien con cáncer” y quiera estar informado.

¡La información es la base del éxito!

Cáncer de mama

Como siempre, y como me dijeron, el día anterior ¡análisis de sangre!

Vas a oncología y allí las super-enfermeras te sacan sangre. Yo sigo alucinando.
He estado de médicos muchas veces a lo largo de mis 47 años, por mí o por familiares, y los de oncología son los más amables de la Sanidad, ¿O a mí me lo parece?

A veces sospecho una cosita, ¿te lo digo? Es un secreto. “Creo que ellas saben que me moriré de esto, que mi cepa o lo que sea de mi cáncer es el peor de todos, y no lo superaré”.

Pero…igual que pasa por mi cabeza, lo mando ¡a la mierda!.

¡Fuera pensamientos negativos!

Me despisté de hora, llegué tarde, y no me pusieron ningún problema.
-No te preocupes, ahora te lo hago, pero el horario es el siguiente…

A los 5 minutos sales por la puerta, y al día siguiente, ¡oncólogo! (Por cierto, qué palabra tan fea).
Los ciclos de quimioterapia los ponen cada tres semanas en mi caso.

Primera sesión de quimioterapia en cáncer de mama.

  • En el primer ciclo, todo súper bien. ¡Soy una machota! 

Recuerdo que llegué muy asustada, temerosa pero digna, y sólo después de una hora en la sala con el gotero puesto me di cuenta de que había música de fondo.

Me dieron un sobre con la medicación indicada para evitar efectos secundarios tipo nauseas, vómitos…durante 4 días.

Te pinchan, ponen tubitos y te meten el contenido de tropecientos goteros.

Creía que no iba a tener la menstruación, pero ¡la tuve! ¡Mierda!
Los sabores de la comida son diferentes, pero disfruto.
A los 20 días el pelo se cae, es alucinante, de libro.

No en todos los tipos de cáncer la medicación es la misma, porque hay otros tratamientos que no provocan esta alopecia temporal.

¿Qué hago? ¿Lloro? ¡Pues no! ¡A la peluquería!

No noto nada especial.
Me cuido dándome buenas cremas hidratantes.

Me dieron unas inyecciones para ponerme yo solita, cinco, me enseñaron los enfermeros del ambulatorio. ¡En la tripa!
-No, ¡no puedo!
-Pillas el michelín al lado del ombligo, pinchas y para adentro. La aguja es muy fina.
-¡Si! ¡Los cojones! ¡qué no!
Y tuve que ir al centro de salud a que me lo pusieran, porque mi marido tampoco se atrevía.

Los primeros días me daba miedo todo. Me ayudaba la familia y las amigas con los viajes al colegio de los niños.

Cuando ví que seguía viva, que no me arrastraba y estaba normal, me puse mi crema de protección solar total y bien tapada salía a la calle. Si hubiera tenido un burka me lo hubiera puesto, no se que pasaba por mi cabeza, ¡me daba miedo el sol!

Segunda sesión de quimioterapia de cáncer de mama

  •  Mi segundo ciclo, o sesión de quimioterapia fué diferente:

La primera semana no me entero, genial, ¡vaya chorrada!
La segunda semana tengo cansancio y  ganas de estar tumbada. Vomité dos días. Al tercero, ¡fenómeno! Y ya te vas recuperando, vuelves a ser tu misma.
Otra vez tengo la menstruación, ¿No me habían dicho que  se me retiraría? A lo mejor, más adelante, o en mi caso no pasa.
Tuve “pupita” en la boca dos días, se me pasó enseguida. Me lavo muy bien los dientes.
La tercera semana estas bien, tienes ganas de comerte el mundo, aunque físicamente estás muy cansada. El cuerpo te pide estar sentado, tumbado y tranquilo.

Me volvieron a dar inyecciones, para recuperarte de ala quimioterapia mejor, creo que favorecen los glóbulos blancos, ¡los luchadores!
Me ponía mi hermana las inyecciones, yo lo intenté un día y… éste es el resultado.
-¡menudo moretón!¡Tuve que pilllarme una venita!

Y así llega el día en que tienes que volver a hacerte el análisis de sangre rutinario para el oncólogo y la siguiente quimioterapia.
-¿No se puede retrasar una semana para ponerme mejor?

Ahora me siento bien.

A ver cuando publico video con lo sucedido en youtube, os avisaré.

Por cierto, si alguien necesita mi ayuda, estaré dispuesta.
¡Animo!
Hay muchas mujeres que han pasado por lo mismo a mi alrededor, Lola, Isabel, Cristina, otra Cristina…
Ellas son mi ejemplo.

También te podría interesar

Sin comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: