Desarrollo profesional Emociones Mobbing

Mobbing, liderazgo, aptitud y ALTITUD.

13 mayo, 2014

ES imposible demostrar MOBBING o acoso laboral.

Si un directivo, o un jefe, quiere hacerte daño, lo tiene muy fácil apelando a reorganización laboral.

Por ejemplo:
A mi me cambiaron de sitio por las buenas, me cambiaron teléfono y el correo electrónico.

 ¡Porque la empresa es la dueña de tu correo!

¡Claro que sí!

¡Y quien podía cambiarlo, quería hacerlo, porque tiene poder para hacerlo a su conveniencia y sin razón! Tiene sus razones.

La Ley está de su parte.

 ¿Yo para qué quiero el correo electrónico corporativo a mi nombre? Para trabajar. Y si llevo en la empresa 15 años, tengo mi base de datos, contactos, historia…en mi correo, a mi no me tiene que afectar que la empresa me lo cambie sólo a mi, si necesito pedir un contacto a alguien, al que yo anteriormente le dí ese contacto, ¡pues se lo pido!

¿ES un problema no tener mis contactos e historial de mi email de tantos años?

Si la “empresa” no quiere, ¡pues ya está!

El acosado ve problemas donde no los hay.

¡Qué tonterías!

Y así, una tras otra, tontería tras tontería.
PORQUE SE VAN ACUMULANDO DICHAS TONTERÍAS.

¿Qué tienes que hacer?

¿PASAR DE LA EMPRESA?

Si una cosa que antes hacías en 5 minutos te cuesta 1 hora, la empresa lo quiere así. No te dejes afectar.
Si un problema ves venir, puedes ir minimizando con tu experiencia, y no te dejan actuar, pues trabaja tranquilamente, a ti te pagan para ver, oír y callar. No quieren que brilles.

Entonces, debes parar, mirar alrededor y verás con gafas infra emociones.

De repente, te das cuenta que las risas que escuchas no son sinceras, que la gente intenta sonreír y reír cuando su jefe dice una tontería, que la gente en general es buena y tiene miedo a perder su puesto de trabajo, que cuando se concentran están en tensión a que les “enculen” un problema de otro departamento, que hay corrillos de chismorreos porque existe desconfianza, que nadie cree nada, que la desconfianza se apodera, que tu no eres nada porque ellos tampoco son, que cada uno debe resolver sus problemas, que si no te sientes inspirado con la empresa, ¡eres estúpido por haber creído que la ética existe! (…).

Si en una empresa las mentiras son admitidas, la desconfianza se apodera. Una persona no puede hacer nada, debe admitirlo. Si a alguien le despiden por levantar la voz y decir lo que pasa, y la sancionan por hacerlo otra vez, ¡aparte de que dicha persona es retrasada mental o inmadura! ¡la empresa tiene lo que se merece! Mal clima laboral, desconfianza y…sobre todo, consecuencias en la cuenta de resultados.
¿Una empresa así tiene futuro? Depende de las decisiones de arriba, de sus problemas internos, de su gestión y profesionalidad, de la competencia, de los accionistas, …

Las emociones que sientes, debes ponerlas a trabajar a tu favor, si lo piensas, es más fácil de lo que crees.

El MOBBING es una cosa muy seria, y es lógico que haya que tener pruebas fuertes para demostrarlo. Yo lo entiendo perfectamente.

En una empresa trabaja mucha gente. Como en todas partes, en todas las comunidades de vecinos, familias…hay gente más positiva y más negativa, gente proactiva, gente egoísta, gente saboteadora, gente que intenta hacer las cosas lo mejor posible y todo lo contrario.

Las manzanas podridas corrompen. ¿Lo has escuchado alguna vez?

Cuando un jefe dirige sin liderazgo, es decir, sin dar ejemplo, mintiendo, escondiendo máquinas, haciendo firmar bajo engaño, sancionando, rodeándose de un equipo que desprecia a los trabajadores, sólo con el poder que le dan los poderes notariales, las consecuencias son desastrosas, la productividad, la calidad, el desanimo, temor a perder el puesto de trabajo…

Un buen jefe nunca acosa en el trabajo. Sabe que más vale un trabajador sincero y valiente, que uno cortesano y chupaculos.

El fin no justifica los medios.

Un LIDER:

  • Nunca olvida que son los demás y su confianza en él, lo que le permite su liderazgo.
  • Sabe que no hay mejor SLOGAn que lo que dicen de él y de la empresa que pilota.
  • No es lo que aparenta, sino lo que es. 
  • Siente que no hay estética, sin ética.
  • Es ETICO, porque genera confianza.
  • Consigue que los trabajadores trabajen al 1000%.
  • Escucha y acepta críticas, no las siente como amenazas porque confía en sí mismo.
  • No te castiga por un error, porque sabe mejor que nadie que de los errores se aprende, y es el propio trabajador el que más se castiga a si mismo por dicho error, así que le anima.
  • Habla con todos, de arriba a abajo, sabe que las soluciones más eficaces vienen por donde menos se esperan.
  • Nunca se traga el palo de una escoba para ir tieso.  (Ja,ja..aqui me permito reír)
  • Inspira porque hace que los trabajadores se sientan apoyados.
  • Ilusiona
  • Motiva
  • NUNCA hace, ni permite el mobbing, lo ataja.
  • Es integro, NO MIENTE, no engaña.
  • No intenta hacerse el simpático, porque le reirán la gracia, pero la credibilidad no se rie.
  • No se aprovecha de los demás.
  • Siente espíritu conciliador, de ayuda a los demás.

NO CONFUNDIR SER LIDER CON SER JEFE.

No es la aptitud, sino la actitud lo que determina la altitud de un LIDER.

También te podría interesar

Sin comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: