Desarrollo profesional

La Inteligencia emocional en las empresas. Parte 1

18 febrero, 2014
El 90% de un buen liderazgo depende de la IE (Inteligencia Emocional), según Goleman.


La IE es un factor clave del desempeño de los trabajadores estrella:
  1. Son personas que no compiten, colaboran.
  2. Destacan no por sus habilidades técnicas, sino por:

  • su capacidad de trabajar en equipo, 
  • crear un buen ambiente, 
  • detectar el lenguaje no verbal, 
  • saber integrar diversidades,
  • escuchar,
  • detectar problemas,
  • visión de conjunto,
  • percibir lo que los otros desean y no se atreven a pedir, 
  • dar lo que cree que sus clientes buscan, 
  • hacer sentir importantes a los demás, 
  • sacar lo mejor de los colaboradores, 
  • ver lo que otros no pueden ver,
  • crear un buen ambiente laboral,
  • leer entre lineas,
  • etc

    Las competencias emocionales más relevantes para el éxito se dividen en 3 grupos:

    1.                            Iniciativa       Motivación al logro
                                     Adaptabilidad
    2.                             Influencia      Capacidad de liderar equipos, conciencia política, ética
    3.                              Empatía        Confianza en uno mismo
    Capacidad de alentar el desarrollo de los demás
    Es muy alto el COSTE para la empresa del bajo rendimiento de los empleados, del abandono o del mal clima laboral a consecuencia de una dirección sin IE.

    Para una empresa eficiente es esencial tener en cuenta competencias como:
    • Iniciativa
    • Confianza
    • Liderazgo
    • Relación positiva con los trabajadores
    • Empatía
    • Saber mandar
    • Control emocional
    • Capacidad para relacionarse con todas las personas de la empresa
    • ETC

    Los malos o pésimos directivos:

    • Tienden al mal humor
    • No mantienen la serenidad, confianza y responsabilidad
    • Se defienden ante los errores y críticas, negándolas, encubriéndolas o intentando descargar su responsabilidad sobre otras personas. Es de manual, para éste tipo de directivo, tener en un cajón tres cartas de despido, dos que son  su excusa, la tercera es la suya.
    • Son ambiciosos a expensas de otros.
    • Sólo tratan de impresionar a su jefe.
    • Son poco empáticos y sensibles.
    • Exhiben exceso de arrogancia, agresividad y prepotencia.
    • Son insensibles.
    • Les gusta quedar por encima de los demás.
    • Humillan.
    • Dan vaselina a los trabajadores para que se unten el culo. (Esto no es broma).
    • Utilizan estrategias manipuladoras.
    • Aunque algunos de vez en cuando se muestren encantadores, terminan revelándose como una fachada.

    Los directivos triunfadores, que crean,
     ¡se muestran empáticos y sensibles, y son considerados y respetuosos con todo el mundo, tanto superiores como subordinados!.

    Continuará.

    También te podría interesar

    Sin comentarios

    Deja un comentario

    A %d blogueros les gusta esto: