Emociones

Carta a los que cabrones y a los homófobos.

30 septiembre, 2013

Todos vamos en el mismo barco, todos vivimos en el mismo planeta, aunque no todos tenemos las mismas oportunidades cuando nacemos.

Un hombre y una mujer hacen un bebé, y nace en un lugar determinado, pero no sé o no quiero saber porque no lo entiendo…¿porqué yo he nacido en Madrid y no en Gambia, o Rusia? ¿por qué no tengo los ojos verdes? ¿por qué mis padres me trataron bien y me sentí protegida?

Nadie es más que nadie, muchos se creen que por nacer en determinado lugar, tener un determinado color de piel o un gusto diferente…ya se les puede etiquetar.

¿Y porqué hay gente que cree que es delito casarse con alguien de tu mismo género? ¿donde dice el manual de ser humano qué esté mal? Está mal, hacer daño al prójimo, pero…el que yo me sienta LULÚ o Manolo, ¿qué más da?

Es como si yo quiero casarme con la taza en la que tomo mi cafe por las mañanas.

¿Y tú quien eres para no permitírmelo?

Te dejo que pienses que estoy loca, ¡tienes derecho a pensar lo que quieras de mi!
¡Pero dejame en paz! ¡Deja que me case, que sueñe, que abrace o ame a quien quiera!

El mundo es maravilloso, estupendo, hay mucho por hacer, está muy mal porque unos cuantos molestan y lo hacen feo, no te pido que hagas nada, sólo deja a los que quieren hacerlo más bonito, más humano y más sostenible, HACERLO.

No te pido que hagas nada, simplemente, ¡no molestes! ¡no jodas mal más!

Deja a las buenas personas, que trabajen en ONG honorables, en estudios y acciones contra el cambio climático, que hagan críticas constructivas, etc….hay gente muy honorable, muy ética, muy buena, …, y lo hacen por tí, por mi y ¡por el futuro de nuestros hijos!

También te podría interesar

Sin comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: