Emociones

Cap. 3 El cine de las sombras y los deseos mal formulados.

19 mayo, 2013

Cap.3 Introducción.

Sólo de recordar lo que me pasó hace dos años, me viene la sonrisa a la cara. No hay mal que por bien no venga. Después de trabajar tanto, estar tan agobiada en casa con los niños, los viajes al cole y al trabajo, las prisas en el supermercado y la vida de una mujer trabajadora con hijos, no me venía nada mal unas vacaciones.

Las mujeres vivimos una gran mentira, somos libres porque trabajamos, somos independientes, y esto es una trola como una caracola. Las mujeres libres son las económicamente independientes, no las que trabajan. Lo ideal es ser rica por herencia, para tener tiempo y disfrutar. ¿A que sí?



¿De que te sirve tener dinero sino tienes tiempo? ¿De que te sirve trabajar si no tienes tiempo para disfrutar con tus hijos pequeños?

Me recuerdo a mi misma llorando porque tenía que ir a trabajar (yo llevaba un departamento de administración con dos personas, y una de ellas gestionaba las horas, vacaciones y gestión de recursos humanos, ¡eh?), no tenía a nadie para dejar a los niños, nadie. ¿Los dejas en Navidad a una desconocida a la que llamas por teléfono? No.

Que nervios pasaba, qué angustia recuerdo. Por supuesto, de esto las mujeres no hablan con los maridos, ellos trabajan y no se enteran de nada, y como nunca aportan soluciones, ni piensas en ellos. Tienes un problema que debes solucionar sóla. Estos problemas sólo los pueden entender mujeres que trabajan y tiene hijos.

La envidia que me daban las mujeres que tienen madres o padres “de los que siempre están a tu lado” y ayudan con los niños, algunas les tratan como servicio doméstico y esas si que son unas malas personas…¿no crees?. Por favor, si tu madre siempre te ayuda con los niños, si no tienes problemas de disponibilidad absoluta en el trabajo por su ayuda, ¡dale mil besos!


Si trabajas mucho y te gusta mucho tu trabajo, el tener hijos es muy triste. Conozco mujeres que tienen todo el día a los hijos con cuidadoras, y los niños tienen sentimientos, necesidades afectivas, problemas sociales en su circulo de amigos.

A los niños no hay que darles todo, hay que educarlos y dedicarles tiempo.

Aproveché que ahora tenía tiempo libre, y fui a desayunar con las madres que no trabajan y dejan a los niños al cole. Estas madres se saben todos los cotilleos del cole, los deberes de los niños, los profesores buenos y los malos, las excursiones, las actividades… y a veces, saben tanto, que no saben nada. Pero para ello hay que encontrar tu hueco, no con todas congenias y te llevas bien, puedes charlar un poco pero… las amigas no se compran, se encuentran o no, congenias o no. 
No estaba en disposición de hablar de comuniones, críticar a los profesores o a otras mujeres, yo me lo pasaba bien charlando de generalidades, y metiéndome con algunas que nunca se arreglan, aunque sean guapas. 
No sé, que les gusta que les diga que tienen que arreglarse y tirar alguna de la ropa que se ponen. 
Un día de éstos me darán un corte, o una ostía bien dada, por meterme donde no me llaman, pero el caso es que les digo con la mejor intención que están guapas cuando van arregladas y llevan algo especial… y lo agradecen, pero también las digo que son unas vagas por ir como van cuando las veo desastrosas. 
En el trabajo, un pueblo horrible, no me aguantaba y les decía lo feo del lugar. Me deben ver cara de buena persona, lo digo sin mala intención, lo juro, porque se sonríen y no se enfadan conmigo, (de momento).

Ibamos a una cafetería y había dos grupos, las normales y las pichiguays. ¿Y yo como soy? Me temo que muy normalita, es triste, me gustaría parecerme a Angelina Jolie. Me lo puedo tomar como falta de personalidad, no estoy definida, pero yo creo que me puedo sentar con unas y con otras. Es lo bueno de ser como soy yo, unas veces me siento guachi y me veo guapa, y otros un adefesio sin solución. ¿A que también te pasa a tí?



Cuando siempre estás ocupada, un break es genial, te cunde mucho el tiempo, tienes tiempo para todo.
A ver, ¿a qué me apunto?¿A qué dedico mi tiempo libre?

Foto aficionada, Cristina Jones



¡Que a gusto! Tengo por delante unas vacaciones gracias a la incompetencia de un presunto listillo, ganaré el juicio, me pagarán los salarios de tramitación, y… ¡a trabajar otra vez! Por ello me apunté a clases de inglés en ESIC. Nunca he tenido unos profesores tan buenos, profesionales y eficientes en inglés. Lástima que se acabó el curso de seis meses, terminaron las clases y no volví a repasar… me aburría, y como creí que la empresa no querría verme, ¿para qué coño quiero inglés? Yo me quiero dedicar a otra cosa…

Clases de idiomas de calidad, según Cristina. Aunque lo he dejado,… es mi culpa.


Mi jefe que sabe que el motivo de mi despido es falso, y no lo puede decir, ¿como me va a tratar? ¿como le voy a respetar? Bueno, nos tendremos que basar en ser educados y corteses… pero que no me venga con milongas, porque no confío en él.


Quiero vivir una película, no quiero tener una vida anodina y aburrida, pero las cirscunstancias te desbordan, los hechos se suceden y las cosas pasan…A veces, pasa lo que no quieres, ¿sabeis lo que me pasó? Sólo de recordarlo lloro, qué nervios tuve, qué mala experiencia. Sería falsa y mentirosa si dejese la manida frase de: “Esto no lo deseo ni a mi mayor enemigo”.

¡Ja! Dicen que las mujeres somos malas, pues sí, eso de que te den una bofetada, y pongas la otra mejilla, ¡los cojones! Cristina Jones tiene sangre en sus manos, ha sido capaz de matar, de robar, de meterse en una secta, de introducirse en una banda de mafiosos…

Mi hija fué al cine con una amiga y no apareció…

Continúa en el Ep.4


Nota: Esto es el borrador de “Cristina Jones quiere ser una cabrona”. Próximamente.

También te podría interesar

2 Comentarios

  • Responder Anónimo 21 mayo, 2013 de 9:04 pm

    jooooo….y qué pasó?

  • Responder CRISTINA Jones 25 mayo, 2013 de 8:05 pm

    Lee el capitulo 5…Cristina se metió en un armario y…

  • Deja un comentario

    A %d blogueros les gusta esto: