Emociones

Alice no es una mujer

5 marzo, 2013

Tengo un hijo adolescente, es durísimo, duro, duro. Yo pensaba que a mi no me pasaría eso, que yo le estaba educando muy bien, que mi hijo era el niño más maravilloso del mundo, que siempre me dejaría besarlo, quererlo, vestirle a mi gusto y que yo le parecería la madre más guay del paraguay y la más guapa ¡Los cojones!
Soy una ignorante total, soy estúpida a más no poder. Hoy me he enterado que Marilyn Mason es un grupo musical, y que Alice Cooper no es una mujer.
¿Cómo puedo ser tan canela? Porque llamarme canela, me lo llama desde hace tiempo. No entiende que no me pique cuando los coches me adelantan, que me adelante un Seat Panda en un semáforo y yo me ponga a bailar una canción de Alaska mientras estamos delante del semáforo rojo.
-¡Mamá haces el ridículo!
Pero como me gusta provocar, cuando soy feliz, pues subo el volumen de la canción y si no hace frío bajo la ventanilla.
Por lo tanto, si ves a una madre haciendo el tonto en el coche, cantando en inglés hispánico, a todo trapo, ¡esa soy yo! Tocando los cojones a sus hijos.
¿Porqué en la adolescencia tienen tan alto el concepto de hacer el ridículo y luego se ponen los pantalones por los tobillos y enseñan los calzoncillos? ¡Para provocar a sus madres! Y esos cortes de pelo y peinados, se ponen el pelo hacia adelante, qué peinados más raros… ¡Las madres no sabemos lo que mola! Me lo repito y me resigno. Las mamás de los Rolling Stones, The Beatles, etc también sufrirían, ¿no? ¿Hay algún estudio respecto a lo que pensaban sus madres?

Bueno, aquí dejo una muestra de lo que me gusta hacer el tonto, cuando estoy feliz. Es del verano pasado. Haced lo mismo, sólo se es joven una vez, y hay que perder el sentido del ridículo. Yo ya he tenido hijos, hecho un video musical, plantado un pino… y como no voy a escribir un libro, escribo este blog.
Ehhhhh, joven, joven… mi hija me ve vieja, una carcamal, a partir de los treinta somos viejos. ¡Pues me da igual lo que piensen mis hijos! Cada vez me parezco y entiendo mejor a la Duquesa de Alba y a Sara Montiel. ¡Qué les quiten lo bailado! ¡Olé!

También te podría interesar

1 comentario

  • Responder Anónimo 10 marzo, 2013 de 12:47 pm

    Te gusta hacer el tonto, es la verdad, pero no haces daño a nadie.

  • Deja un comentario

    A %d blogueros les gusta esto: